CUMPLEAÑOS REAL

La lluvia no desluce el desfile de comparsas en honor de Isabel II

La monarca ha puesto hoy punto y final a las celebraciones por u 90 cumpleaños. Ha ofrecido también un picnic para 10.000 personas.

La reina Isabel II y Felipe de Edimburgo por las calles de Londres

La reina Isabel II y Felipe de Edimburgo por las calles de Londres

  1. Isabel II de Inglaterra
  2. Felipe de Edimburgo
  3. Kate Middleton
  4. Carlos de Inglaterra
  5. Cumpleaños

La lluvia fue la gran protagonista este domingo de las celebraciones oficiales por el 90 aniversario de la Reina de Inglaterra, pero el espíritu de los que participaron no se rompió en ningún momento. Primero se celebró el picnic para 10.000 personas en The Mall, la avenida que lleva al Palacio de Buckingham, llena con más de mil mesas cubiertas de agua. Los organizadores decidieron entregar junto con las cestas que contenían la comida, unos ponchos para protegerse del agua que caía sin cesar sobre Londres como ya sucedió durante las celebraciones del Jubileo de Diamantes de la Reina el 2012.

La gran mayoría de los asistentes pertenecían a las cerca de organizaciones benéficas de las cuales Isabel II es patrona y tuvieron que pagar 150 libras (unos 190 euros) para asistir. Fueron las únicas personas que pudieron presenciar en directo los actos de este domingo puesto que todo transcurrió en la avenida de The Mall. Se habían instalado, no obstante, dos pantallas gigantes en St James’s y Green Park, los dos parques que circundan el palacio.

La reina Isabel II de Inglaterra junto a su marido Felipe de Edimburgo

La reina Isabel II de Inglaterra junto a su marido Felipe de Edimburgo

A las dos de la tarde, cuando amainó la lluvia, aparecieron los príncipes Guillermo y Enrique, la Duquesa de Cambridge y otros miembros de la casa real, para deleite de los sufridos y remojados comensales, cubiertos aún con los impermeables. Recorrieron el largo paseo saludando y conversando con la gente y haciéndose selfies con ellos. Más tarde llegó el momento más esperado y apareció el vehículo descapotado que llevaba a la Reina, esta vez ataviada con un vestido y sombrero rosa, y un sonriente, animado y enérgico Duque de Edimburgo, que el viernes cumplió 95 años. La pareja, que lleva 68 años casada, saludaban a ambos lados mientras el auto avanzaba lentamente, tan lento que un momento del recorrido la Reina dio un golpe en el techo del conductor para pedirle que acelerara, tal vez temerosa de que volviera la lluvia.

La duquesa de Cambridge saludando a los londinenses

La duquesa de Cambridge saludando a los londinenses

Desde el estrado levantado a los pies de la estatua de la Reina Victoria, la Reina inició un breve discurso agradeciendo las felicitaciones por su aniversario que fue el pasado 21 de abril pero que, como es tradición aquí, celebra con la gente un fin de semana de junio, cuando hay más posibilidades de que haga buen tiempo. "Quiero darles las gracias a todos los presentes aquí y a los que han organizado fiestas en todo el país por su maravilloso apoyo y por todo el coraje que me transmiten de forma continuada, y deseo que estas felices celebraciones nos recuerden todos los beneficios que pueden emanar cuando la gente se une para una causa común como familias, amigos o vecinos", expresó Isabel II, convertida en la monarca inglesa y europea que más tiempo lleva en el poder.

Ascendió al trono en 1952 tras la súbita muerte de su padre, Jorge VI, por un cáncer de pulmón. Y terminó el discurso con un toque de humor: "como me sentiré si la gente sigue cantándome el cumpleaños feliz en diciembre". A su lado, en el estrado, estaban Enrique, Guillermo, su esposa Catalina, y Peter Phillips, el nieto mayor de la Reina, que fue el encargado de organizar el evento de este domingo.

Desfile desde la avenida The Mall a Bucgkingham Palace

Desfile desde la avenida The Mall a Bucgkingham Palace

Luego empezó el desfile con comparsas. La lluvia había cesado definitivamente. Recorrió toda la avenida hasta el estrado o el palco donde la Reina y la familia real se deleitaban con el espectáculo. El desfile, con tintes carnavalescos, pretendía ser un recorrido por las seis décadas por las que se extienden los 64 años de reinado de la Reina. Una a una fueron desfilando todas las comparsas que simbolizaron la Commonwealth de los años 50 (con una reproducción del Britannia, el antiguo yate de la corona), el 'flower power' de los 60, los animales y la naturaleza de los 70 o las luces de neón de los 80.

Con una actuación de músicos militares y un espectáculo de danza se puso punto final a tres días de celebraciones por los 90 años de la Reina que empezaron el viernes con la misa de la catedral de St Paul’s y siguió el sábado con los desfiles militares en su honor.