SACRIFICIO PERSONAL

Mauresmo antepone la maternidad al deporte

El tenista Andy Murray rompe con la entrenadora que le cambió la vida, la ex jugadora Amélie Mauresmo convertida en madre junto a su novia mientras ejerce de capitana de la Fed Cup francesa. 

Andy Murray con su entrenadora Amélie Mauresmo en el Roland Garros de 2015

Andy Murray con su entrenadora Amélie Mauresmo en el Roland Garros de 2015 Twitter

  1. Andy Murray
  2. Tenistas
  3. Entrenadores
  4. Embarazo
  5. Mujeres
  6. Roland Garros
  7. Famosos

La entrenadora de Murray, la que fuera una de las tenistas más importantes, deja de hacerse cargo de la carrera del tenista inglés para dedicarse por entero a su papel de madre. Amélie Mauresmo anunció que fue madre de su hijo Aaron a través de una divertida una divertida imagen en su perfil de Twitter: "Totalmente impresionante", afirmó. 

Aunque muchos achacan a Andy Murray su exceso de emociones en la cancha de juego como un síntoma de debilidad, lo cierto es que el expresivo escocés abandera la igualdad de género en el Circuito Mundial de la ATP. Fue el segundo tenista profesional entre los 10 primeros que fichó a una mujer como entrenadora. Amélie Mauresmo es una cualificada profesional del tenis que ha ganado 22 títulos, entre ellos Wimbledon y el Abierto de Australia y fue la tenista número 1 de la clasificación WTA en el año 2006 durante 34 semanas. Rompió barreras en 1999 cuando a la pregunta de un periodista, la francesa contestó hablando de su novia de la forma más natural posible. 

Amélie Mauresmo, su novia, Aaron y Andy Murray

Amélie Mauresmo, su novia, Aaron y Andy Murray Twitter

Desde que Mauresmo cogió las riendas de la carrera de Murray, el tenista alcanzó el número 2 en el ranking, dos Open de Australia y gracias a él, Reino Unido se hizo con la Copa Davis. Después de perder el Master de Madrid, Murray declaró que su entrenadora, debido a que es madre y capitana del equipo francés de la Fed Cup sólo pudo pasar 10 días con él desde enero. 

"Es desafortunado, pero son cosas que pasan", dijo Murray sobre el cese con su entrenadora desde hace años. Algo parecido le pasó a Roger Federer con su entrenador Stefan Edberg, harto de los viajes, la dedicación al jugador y la imposibilidad de ver a su familia. "Ella me dio confianza para estar entre los 10 mejores. Eso es lo verdaderamente importante", ha confesado Murray sobre Maresmo. También es evidente la influencia de la francesa en la manera en que el escocés habla sobre el tenis femenino y otros atletas.