DECISIONES ENCONTRADAS

Los mellizos que acabaron con el último matrimonio de Conde

La ex mujer de Conde es madre de mellizos que tuvo a través de un vientre de alquiler. El ex banquero intentó disuadirla y aún así ella siguió con el proceso. Esta decisión deterioro la pareja.

Los dos bebés que acabaron con el último matrimonio de Mario Conde

Los dos bebés que acabaron con el último matrimonio de Mario Conde

  1. Mario Conde
  2. Operación Fénix

El detonante para que el matrimonio entre Mario Conde (67) y María Pérez-Ugena (49) se disolviera formalmente el pasado 2 de febrero fueron dos bebés que ella tuvo a través de un vientre de alquiler de Estados Unidos a pesar de que el exbanquero no quería. Según ha sabido EL ESPAÑOL, la ilusión de María, divorciada y sin hijos, era ser madre. Conde no estaba por la labor e intento disuadirla. Pero María desoyó la opinión de su marido hasta convertirse en mamá de mellizos hace poco más de dos años. Un proceso de este tipo cuesta en Estados Unidos unos 100.000 dólares.

Cuando Mario se enteró de que su mujer y su cuñado llegaban a España con los niños, a pesar de que él no estaba de acuerdo, la pareja tuvo una gran discusión. Fuentes cercanas a la pareja aseguran que ella negó entonces que fueran para ella y sostuvo que eran hijos de su hermano Ignacio y que ella sólo le iba ayudar a cuidarlos. Fue al contrario: su hermano intervino activamente en el proceso para que ella pudiera cumplir su sueño de ser madre.

Mario no quería ser padre y María siguió adelante

Mario no quería ser padre y María siguió adelante

El entorno de la pareja señala este momento como el desencadenante de la crisis del matrimonio. Al principio Conde transigió, pero al final decidió abandonar el domicilio conyugal durante una temporada y marcharse a su chalet del barrio de Chamartín. María llevaba desde el verano en Almería, su lugar de origen, donde se marchó con los niños para cuidar a su madre enferma. Mario se quedó en Madrid y la cosa lejos de arreglarse, se enfrío más.

La pareja intentó reconducir la situación pero finalmente él se vio superado por la idea de ejercer de padre a los 67 años y decidió presentar la demanda de divorcio. Para ello pidió consejo a una compañera del entorno judicial, que finalmente le aconsejó la fórmula del divorcio notarial, tal y como publicó en exclusiva LOC el pasado mes de febrero.

Maria tuvo que suspender su docencia en Madrid por vivir con Mario en el pazo de Ourense

Maria tuvo que suspender su docencia en Madrid por vivir con Mario en el pazo de Ourense

El matrimonio Conde - Pérez-Ugena se casó en 2010 en régimen de separación de bienes, por lo que la disolución ante el notario de la calle Velázquez fue rápida, fácil y económica. Mario no se vio obligado en el acuerdo a pasarle a María ningún tipo de pensión, ni siquiera para los dos hijos de ésta, que el ex banquero no reconoció en ningún momento como suyos. Aseguran que en la notaría sólo se liquidaron 6.000 euros que ella le reclamo de unos gastos comunes pendientes.

Una boda secreta

La relación entre ambos surgió en un gimnasio de la capital. Les unió su pasión por el Derecho. María es profesora titular en la Universidad Rey Juan Carlos y es doctora en Derecho Constitucional. En junio de 2010 la pareja contrajo matrimonio en Chaguazoso, un municipio de Orense. Fue una ceremonia íntima que sólo contó con una decena de invitados.

Cuentan testigos del enlace que allí se evidenció la mala relación de María con Alejandra, la hija de Mario. Éste pronunció unas palabras de recuerdo a su exmujer Lourdes, fallecida por un cáncer, y se dirigió cariñosamente a su hija. Unas palabras que no sentaron nada bien a su recién estrenada esposa, que desapareció de la escena de forma brusca. Desde entonces la relación de la segunda mujer de Conde con sus hijos, Alejandra y Mario Jr, ha sido nula y han evitado coincidir siempre que ha sido posible.

María se prodigaba poco en eventos públicos con Mario

María se prodigaba poco en eventos públicos con Mario

 Los recién casados se instalaron en el pazo que Mario adquirió en 2009 en A Mezquita (Orense), por lo que ella tuvo que dejar de dar clases presenciales en la Universidad y se convirtió, por amor, en profesora a distancia. Es difícil encontrar instantáneas de la pareja, porque María se ha prodigado muy poco en público y ha preferido siempre estar en un segundo plano. Su entorno asegura que fue ella quien dejó a Mario, harta de sus negocios y sus infidelidades. Sin embargo es el exbanquero el que presentó la demanda de divorcio. Su nombre no ha salido a relucir durante la operación Fénix, que ha acabado con Conde de nuevo entre rejas. A pesar de que estuvieron seis años juntos, Mario la dejó al margen de todo.