GRAN HERMANO VIP, DÍA A DÍA

Diez cosas que vi (y sentí) en mi entrada a GH VIP

Periodistas y expertos en el formato pudieron entrar en la casa para preguntar en directo a los finalistas del concurso. Una experiencia que nuestro colaborador narra en primer persona. 

Los finalistas de GH VIP este jueves en la Gala

Los finalistas de GH VIP este jueves en la Gala

  1. Gran Hermano Vip
  2. Carlos Lozano
  3. Rappel
  4. Reality show
  5. Famosos
  6. Telecinco
  7. Televisión

Por primera vez en la historia de Gran Hermano a nivel mundial, periodistas y expertos en el formato tenían la oportunidad de entrar en la casa para preguntar en directo a los finalistas del concurso. Una ocasión única para vivir desde dentro el programa. ¿Cómo reaccionaron los concursantes al enterarse de la noticia por sorpresa? ¿Intentaron conseguir información del exterior? Estas son las diez cosas que más me sorprendieron de mi entrada en GH VIP.

1. Una gran nave verde

Todos aquellos que son más seguidores del concurso saben que la casa de Guadalix de la Sierra es una gran nave verde que se divisa desde la M608. Al llegar, todos se hacen la misma pregunta: ¿es posible que se escuchen gritos desde dentro? Otras de las cosas más llamativa es ver decorados de años anteriores en el exterior de la casa.

Exterior de la casa de Gran Hermano en Guadalix de la Sierra

Exterior de la casa de Gran Hermano en Guadalix de la Sierra

2. Secretismo máximo

La organización del concurso guardó en secreto la misión de los periodistas hasta el último momento. Sólo sabíamos que entrábamos a la casa para llevar a cabo una rueda de prensa. Ya al llegar a Guadalix, instalados en una casa paralela a donde viven los concursantes, el Súper nos explicó la dinámica de la noche. Uno por uno, los VIP entrarían en una estancia preparada en la casa para convertidos en una especie de líderes políticos, contestar a las preguntas de la prensa y arañar votos de cara a la campaña final.

3. El trato

La libertad fue absoluta para preguntar. Obviamente, las cuestiones tenían que ser sobre su estancia en el concurso y con nada relacionado en el exterior. Sólo dos pautas: no dar información del exterior y, sobre todo, no ser demasiado agresivos (que no incisivos) teniendo en cuenta que algunos de los concursantes llevaban tres meses encerrados en una casa.

4. Los figurantes

Como en todo programa de televisión, en el programa de ayer también había figurantes. No todos eran periodistas y fotógrafos. A más público, mayor era la impresión de los concursantes.

5. Las tablas de Carlos Lozano

Aunque en un primer momento Carlos Lozano se emocionó por el impacto de ver tanta gente tras casi tres meses encerrado en la casa, rápidamente demostró sus tablas. Fue el que mejor se enfrentó a las preguntas de la prensa toreando aquellas que más podían perjudicar sus posibilidades del concurso.

Carlos Lozano se somete a las preguntas de una...por telefans

Rappel también demostró su experiencia en photocalls, mientas que Laura Matamoros sorprendió por su actitud. Más nervioso se mostraron, sin embargo, Dani Santos y Laura Campos.

6. La interacción

La vida seguía en directo después de que los concursantes contestarán a las preguntas de los periodistas. Y cómo tal, algunos de ellos comentaron su experiencia. Laura Matamoros y Laura Campos contaban que habían tenido algún enfrentamiento. Rápidamente eso saltaba a las redes y los periodistas allí acreditados sabían lo que estaban contando sobre ellos. Lo que no sabían las concursantes es que les tocaría volver a la sala de prensa para volver a enfrentarse a esos periodistas.

7. Campos, la que más quería saber

Sin ninguna duda Laura Campos fue la concursante que más intentó conseguir información de la casa. Mientras sus compañeros estaban atentos a las indicaciones de Jordi González desde plató, la que fuera ganadora de Gran Hermano preguntaba a los periodistas cuánto tiempo llevaban allí o cuánto iba a durar la rueda de prensa.

Laura Campos con Dani Santos, el expulsado de la noche

Laura Campos con Dani Santos, el expulsado de la noche

8. La espontánea

Todo puede pasar en el directo. Y así ocurrió anoche. Los únicos que preguntarían y debatirían con los concursantes serían los periodistas. Sin embargo, la tensión del momento llevó a una joven del público a exponer su opinión cuando escuchó a Rappel hablar. “Eres un cínico”, le gritó. “ A ver morena… “, contestó Laura Campos intentado defender a su compañero. “No soy morena. Soy negra”, le espetó la joven. Había conseguido el Vine de la noche.

9. La labor de Sandra Barneda

Sandra Barneda fue la perfecta maestra de ceremonias. Siempre atenta con la prensa hasta allí desplazada e interesada por la impresión de cómo se estaba viviendo desde el otro lado del atril, la presentadora fue un gran apoyo para los concursantes. Sus abrazos a Carlos Lozano, Dani Santos y Rappel les calmaron después del shock de ver a tanta gente tras meses encerrados en la casa.

Sandra Barneda co presentadora y Jordi González, presentador de GH Vip

Sandra Barneda co presentadora y Jordi González, presentador de GH Vip

10. La cámara en el baño

En el apartamento paralelo a la casa de GH VIP donde a los periodistas les tocó esperar, todo aquel que quiso ir al baño descubrió en primera persona lo que es estar vigilado por una cámara. No obstante, para tranquilidad de los allí presentes, no estaba funcionando.

Las cámaras del baño de la casa de Gran Hermano siempre dan que hablar

Las cámaras del baño de la casa de Gran Hermano siempre dan que hablar