FÚTBOL

La serie de TV sobre su vida que Cruyff no quiso ver

La ficción, que contó con cuatro episodios, no fue del agrado del propio jugador, que se mostró muy crítico con ella.

Johan Cruyff.

Johan Cruyff. Reuters

  1. Johan Cruyff
  2. Jugadores
  3. FC Barcelona
  4. Cáncer
  5. Muertes
  6. Televisión
  7. Biografías

El mundo del fútbol está de luto. El mítico jugador y entrenador del FC Barcelona, Johan Cruyff, falleció ayer a los 68 años víctima de un cáncer de pulmón. Medios digitales, radios y televisiones han querido homenajear a uno de los mejores jugadores de fútbol de la historia con distintos especiales donde se recuerda su importancia dentro del deporte rey.

Sin embargo, lo que muchos aficionados españoles no sabrán es que la vida de Cruyff fue llevada a la televisión por la cadena holandesa VPRO hace ahora dos años. La ficción, que contó con cuatro episodios, no fue del agrado del propio jugador que se mostró muy crítico con ella.

“No me gusta que se retrate mi vida privada de forma errónea y pueda dañarse a mi familia. Ni siquiera pueden saber cómo sucedieron los hechos que presentan porque no he colaborado”, dijo Cruyff por entonces en declaraciones al diario NRC Handelsblad.

Según reza en la web de la cadena, "la serie no sólo habla de los altos y bajos de su carrera, sino que también se adentra en su vida personal, donde casarse con el amor de su vida le costó el amor de su hermano. Donde su visión del fútbol y su inquebrantable fe en esta visión conduce a peleas con compañeros de equipo".

"Y no nos olvidemos de la noche justo antes de la Copa Mundial '78, cuando fue tomado como rehén. Es una serie sobre fútbol, pero también una serie sobre la familia de Cruyff hijo, padre, esposo, hermano y mentor. Es una historia sobre la perseverancia, de una lucha por un ideal: la pareja perfecta y la lucha para mantener a su familia en primer lugar".

A pesar de este rechazo, la serie se estrenó con éxito en Holanda. Su primer capítulo congregó a un millón de espectadores, un 17% de cuota de pantalla.

Documentales sobre su vida

Más realista fue el reportaje escrito y dirigido por el periodista Santiago Gargallo para el programa Conexión Vintage de Teledeporte emitido en enero de 2013. "En este documental de claro contenido periodístico, y con documentos realmente impresionantes, vamos a entender y comprender el porqué de la importancia de la llegada de Johan Cruyff a nuestro fútbol cuál su principal aportación y sobre todo la aportación y el reflejo del papel de Cruyff en la historia reciente del FC Barcelona", explicaba el programa.

También habla de la figura del jugador 'Cruyff, el legado de un visionario', un reportaje especial que el canal #0 de Movistar emitirá el próximos lunes 28 a partir de las 22 horas, y en el que se analizará la determinante influencia del entrenador en las dos últimas décadas de historia para el Barcelona y el fútbol español.

Más allá de los títulos logrados, la obra de Cruyff supone una herencia colosal y una referencia permanente para el Barcelona, que a partir de los éxitos cosechados con el técnico holandés encontró una filosofía de juego y una identidad singulares que han evolucionado con el paso del tiempo.

A lo largo de una hora, el programa cuenta con las opiniones de periodistas como Sergi Pámies, Santiago Segurola, Ramón Besa, José Sámano o Martí Perarnau. También con los testimonios de antiguos jugadores del Barcelona, como Luis Milla, Jose Ramón Alexanco y Eusebio Sacristán, el seleccionador nacional Vicente del Bosque o el director del área de metodología del FC Barcelona, Paco Seirullo.

Un valor publicitario

Lo que no aparecen en estos documentales son los coqueteos del jugador con la publicidad. Y es que los espectadores más observadores recordarán que Cruyff colaboró en un anuncio de televisión para pinturas Bruguer en 1977.

Un anuncio que tendría su secuela casi treinta años después cuando el jugador se unió a su hijo Jordi y su nueva para rodar un nuevo spot también para esta marca. En él, Jordi está enseñando a Johan su casa cuando unos niños cuelan un balón por la ventana. El esférico volverá locos a los Cruyff, que no pueden resistirse a dar unos toques.