Kate Middleton

Kate Middleton 'juega' a ser periodista por una buena causa

Catalina ha sido editora invitada de la edición británica de The Huffington Post. Ha aprovechado la oportunidad para dar visibilidad a los problemas mentales en la infancia. 

La Duquesa de Cambridge colaborando en un artículo

La Duquesa de Cambridge colaborando en un artículo

  1. Kate Middleton
  2. Familia Real
  3. Monarquía
  4. Reino Unido
  5. Periodismo

Kensington Palace (Londres) ha simulado hoy ser la redacción de la edición británica de The Huffington Post. Hasta allí se han desplazado,Stephen Hull, editor jefe del periódico y otros miembros de la redacción. Aunque la que ha dirigido la edición hoy ha sido Kate Middleton, la Duquesa de Cambridge. Lo hacía con el objetivo de presentar Young Minds Matter (La salud mental importa), una iniciativa global para concienciar sobre la salud mental y los niños.

La duquesa de Cambridge reunida con los redactores de The Huffington Post

La duquesa de Cambridge reunida con los redactores de The Huffington Post

Catalina —patrona de varias organizaciones benéficas que tratan el asunto— escribió que ha oído "historias desgarradores sobre vidas que se rompieron". "Con los problemas de salud mental sieguen habiendo un tabú, muchos adultos están demasiado asustados pedir ayuda para los niños a su cargo". La duquesa de Cambridge ha asegurado que ni ella ni su marido se dejarían llevar por los prejuicios si ese fuera el caso de alguno de sus retoños, Jorge, de 2 años, y Carlota, de nueve meses, porque "ser padres ya es suficientemente duro".

Uno de los artículos publicados bajo la dirección de Catalina de Cambridge

Uno de los artículos publicados bajo la dirección de Catalina de Cambridge

A pesar del enorme interés mediático que suscita, la pareja real se esfuerza en preservar su vida privada del ojo público y en proteger a Jorge y Carlota del acecho de los paparazis. La hermana de Catalina, Pippa Middleton, también probó el mundo del periodismo escribiendo artículos para Vanity Fair y The Spectator.