OBRAS DE CARIDAD

¿Sólo donan los multimillonarios tecnológicos?

Antes que Mark Zuckerberg, Bill Gates y Warren Buffett dieron a la caridad casi al completo su fortuna. ¿Y en nuestro país?

Zuckerberg posteó en Facebook la charla de los dos magnates (y filántropos) estadounidenses que realizan donaciones conjuntas para investigación en energías limpias. Harán otras colaboraciones sobre la educación del futuro y la prevención de enfermedades. El treinteañero Mark se despojará de unos 45.000 millones de dólares y Gates de algo más de 53.000. El producto interior bruto de Níger -el país más pobre del mundo- fue de 7.400 millones de dólares en 2015. Tanto por hacer...

Parece que ver la cara de su bebé  ablandó a Mark y Chan Zuckerberg que posan con su hija Max "envuelta en un arrullo de Aden + Anais" confeccionado con la mejor muselina australiana. ¿Su precio? 13,75 euros. La niña nació el día de Acción de Gracias. Mark aparece en el puesto 16 como de los más ricos del mundo según Forbes y donará el 99% de su fortuna no obstante ella seguirá ejerciendo como pediatra. Ningún asesor de imagen lo podría haber hecho mejor pero, la felicidad no tiene precio.

Warren Buffett, el (también) amigo de Gates, se ha puesto un sueldo de 100.000 dólares anuales, no necesita su fortuna de 72.200 millones de dólares. Se convirtió en el mayor mecenas del mundo al donar el 80% de su patrimonio a la fundación de Bill y Melinda Gates. Le dejamos uno de sus últimos consejos por si intenta juagar a ser millonario: "Cuanto más absurdo sea el comportamiento del mercado, mejor será la oportunidad para el inversor metódico". Siempre puede donarlo todo cuando lo consiga.

Sus biografías le han acusado de ser un niño rico que ya ostentaba fortuna. Lo cierto es que Bill Gates nunca sufrió penurias. El sonriente joven fue cazado sin carnet a bordo de su Porsche descapotable. Siempre le gustó la velocidad. El matrimonio Gates convence a los multimillonarios tecnológicos para salvar al mundo: su nueva propuesta Breakthrough energy coalition reunirá a los 27 CEO´s de empresas de las más importantes instituciones tecnológicas con los gobiernos para frenar el cambio climático.

El ucraniano Jan Koum donó un millón a FreeBSD Foundation en busca de un mundo virtual más libre y justo. Después de firmar en el comedor donde su madre ama de casa y mujer de albañil les lleva a comer cuando el dinero no llegaba a casa. Poco después el dueño de Whatsapp regaló más de 556 millones de dólares a la Silicon Valley Community Foundation. Sean Parker, el dueño de Napster contribuyó con 6 menos. Jan consiguió formar Whatsapp en su año sabático que mantuvo con 55 empleados y sin que la privacidad de sus usuarios se viera amenazada.

En nuestro país el dueño de Inditex contribuyó con 17 millones para los tratamientos contra el cáncer. Fueron a parar exclusivamente al Servio Gallego de Salud.

Amancio no tardará en 'jubilarse' y dejara más rienda a su hija amazona. Marta de treinta y un años, bilingüe y aficionada al teatro seguro que estará encantada de dejar un mundo mejor para su hijo. El futuro ya está aquí. ¿En que invertirá? ¿Seguirá con la Fundación Amancio Ortega o creará una nueva? La realidad es que su padre cuyo patrimonio llegará a los 86.000 millones de euros en 2016 es de los pocos que publica sus inversiones benéficas. Por contra los multimillonarios nacionales llevan la discreción hasta en los actos filántropos.