VUELVE EL DANDY

Guía para ser un gentleman y no morir en el intento

Carismático, caballeroso, sibarita, con un estilo implacable... Son algunos de los requisitos para poder parecerse a James Bond.

Steve McQueen en un descanso del film Nevada Smith

Steve McQueen en un descanso del film Nevada Smith Gtres

  1. Gente
  2. Moda masculina
  3. Confección
  4. Estilo
  5. Moda
  6. Famosos

Movember, gabardinas y trajes remasterizados pueblan el streetwear. Visualmente, ¿quién ha dicho que el caballero ha muerto? Los clásicos con twist se asientan para devolver al hombre a su sitio (absténgase rancios). Axe toma la iniciativa al vuelo para publicar las premisas para ser, vivir y transmitir el leit motiv del verdadero gentleman.

Colin Firth en el rodaje de Bridget Jones Baby en Londres

Colin Firth en el rodaje de Bridget Jones Baby en Londres Gtres

Basadas en el agente 007, la lista se antoja fácil y complicada a partes iguales. Memorízala e intenta emular a Daniel Craig. Igual no llenas el Palacio Real en la premier de Spectre pero, probablemente te las llevarás de calle (o por lo menos atraerás todas las miradas):

  • Carismático: ¿alguien sabe realmente lo que significa? Solo tienes que "poseer la auténtica y natural personalidad de James Bond...". Ah, "no te olvides la originalidad y el ingenio". Por supuesto, tienes que dominar el entorno. ¿Cómo resultado? "Una gran seguridad que no pasará desapercibida". Nota al margen: inténtalo sin balbucear. Recuerda eres un gentleman.
  • Estilo impecable: "007 nunca descuida su imagen. Convierte el smoking en su prenda fetiche y su cuidado personal en un básico. El traje sastre se complementa con el accesorio por excelencia, el rejoj. El Submariner de Rolex o el Seasmaster de Omega es su básico", sentencia la guía. La teoría nos encanta pero volvamos al mundo real: si quedas con esa niña especial (por la que supuestamente suspiras) no aparezcas como si te acabaras de levantar. Fuera camisetas y acaba con las playeras anticuadas de tercera cita. Y sobretodo, si te apetece, innova. No seas el apósito del montón. No te recordará.
POLO Ralph Lauren interpreta el nuevo gentleman

POLO Ralph Lauren interpreta el nuevo gentleman

  • Caballeroso: "en cada una de las películas de la saga James Bond coincide con diversas mujeres que protagonizan papeles muy relevantes en las misiones del espía. Sus aires de caballeroso galán le permiten siempre acabar conquistándoles pese a las dificultades que encuentra por el camino, priorizando en muchas ocasiones su bienestar frente al del bien común. Se trata de un claro ejemplo de cómo los modales acaban revelando la verdadera personalidad de un hombre, volviéndose, en este caso, cautivador para su entorno", explica la famosa marca de desodorantes. No eres James Bond (que pereza estar corriendo detrás de los malos en coche todo el rato). Créeme que lo único que te comerás si actúas así es un tortazo a tiempo. Puedes cautivar a la chica con tu personalidad y sin mentiras. ¿Por qué no pruebas? Te llevarás una grata sorpresa.
  • Sibarita gastronómico: "Los cócteles como el Mint Julep (bourbon y menta) o un Vesper (ginebra y vozka) son los favoritos de James. "No seas como el común de los mortales y pasa del gin tonic ensalada. Si pides un pisco (bebida peruana) o un shake de Mirto (Cerdeña) quedarás como el cosmopolita que eres y no tendrás que esperar 17 horas a que te sirvan. Además, te ahorrarás comer fruta durante toda la noche. 
  • Distinguido gusto musical: "James Bond tendrá siempre en su memoria exitosas melodías como Live and let die de Paul McCartney, Die another day de Madonna y Skyfall de Adele, que se han convertido en hitos musicales en cada una de las películas de la saga del agente 007." Puede que si no estás tan atento a la música te relajes, agarres fuerte a tu pareja y bailes... Solo baila hasta que revientes las suelas del zapato (recuerda: primera cita prohibido bambas). 

  • Siempre tiene un plan B: "en el día a día de un espía de élite disponer de un vehículo último modelo para salir airoso de un imprevisto se convierte en una premisa básica. Por ello, entre otros, James Bond ha confiado en los modelos DBS 2008 de Aston Martin y el S1/Turbo de Lotus Esprit. Para aquellos que no se puedan permitir un coche de lujo, es importante contar aun así con un arma secreta que les permita salir airosos de un compromiso".  ¿Eres espía? Si tienes un Aston Martin, ¡enhorabuena! ¿De verdad la tienes tan...? Si ella te quiere estará encantada subida en el Innocenti heredado de tu madre cuando Felipe González puso de moda las americanas de pana. No tengas armas secretas... De verdad no sirven para nada. Sé tu mismo y si sale mal ríete de la situación. La vida ya es demasiado complicada como para buscar planes alternativos a todo.

Un verdadero caballero no es el que debe pretender serlo sino el que lo es sin pretenderlo.