CASA REAL

Un outfit perfecto para la Reina en el 12 de octubre

Las comparaciones de los looks reales antes del desfile militar. Consejos para acertar y no desentonar en el entorno más regio. 

Los Reyes en su primer Día de la Hispanidad.

Los Reyes en su primer Día de la Hispanidad. Madrid

  1. Gente
  2. Reina Letizia
  3. Desfiles militares
  4. Día de la Hispanidad
  5. Casa Real
  6. Felipe VI
  7. Monarquía
  8. Moda
  9. Estilo

El protagonista del largo día de la Hispanidad podría ser el Almirante General Fernando García Sánchez, actual Jefe de Estado Mayor de la Defensa. O el hijo del IV vizconde de Alesón y grande de España, Pedro Morenés. Pero la Reina se lleva todos los no-flashes del día. Sin necesidad de bayoneta Doña Letizia aparece en escena ganando seguridad por cada acto impostado.

La Reina optó por el look más casual en el 2010: pantalón campana, blusa y cinturón de cadenas. La desentonación entre Letizia y sus cuñadas era evidente. Las (entonces) Infantas Elena y Cristina asistían uniformadas y la (entonces) princesa parecía dirigirse a una merienda con amigas. Abrigos armados y vestido al canto frente a pashmina y medidas oversize de Doña Letizia.

Doña Letizia en el besamanos del Palacio de Oriente en 2010

Doña Letizia en el besamanos del Palacio de Oriente en 2010 Madrid

Si no encuentra inspiración no puede 'dejarse influir' por la invitada de al lado. Aunque si se trata de tu cuñada real igual se lo pueden perdonar. Por mucho que ella ya no esté presente... Si en vez de abrigo lo conviertes en un dos piezas al estilo Chanel (sin que sea Chanel) puedes lograr una imagen correcta aunque nunca destacarás por tu savoir faire. Otra vez la dicotomía vuelve a reinar.

Las Infantas Cristina y Elena junto a Doña Letizia en el Día de la Hispanidad

Las Infantas Cristina y Elena junto a Doña Letizia en el Día de la Hispanidad Madrid

Doña Elena aparecía en escena con semblante regio y cuello de visón rasurado. Como complemento un traje de tweed cuajado de pedrería. Aún quedan resquicios del Duque de Lujo. Por contra no faltan dos pulseras de plástico de España por mucho que Pablo Iglesias las vuelva a poner de moda. 

Doña Letizia con su cuñada la Infanta Elena en el Desfile de 2012

Doña Letizia con su cuñada la Infanta Elena en el Desfile de 2012 Madrid

No sabemos que ha pasado en estos años más que la abdicación y consiguiente proclamación de Rey y Reina ¿de la belleza? Aún así existe una delgada línea entre no querer llamar la atención y embutirse en una traje azul petróleo que marca tu cuerpo hasta límites insospechados. Últimamente sobrepasados a diario en la era del destape de las Kardashians, Rihannas y Beyoncés. Quizá, solo quizá, no es lo más aconsejable acudir a un evento -donde se pasa lista al ejército- con un traje ajustado de Felipe Varela en el que el busto destaque por encima de cualquier otra parte de tu anatomía.

Doña Letizia de la mano de las Infantas ataviadas de Felipe Varela y Nanos.

Doña Letizia de la mano de las Infantas ataviadas de Felipe Varela y Nanos. Madrid

CONSEJOS DE UN APRENDIZ DE ESTILISTA

Tome nota Doña Letizia si quiere lucir un total look ganador:

- Los colores oscuros estilizan y aportan seriedad. Acorde para saludar a la plana mayor del ejército. Incluso si juegas discretamente con los accesorios podría quitar de en medio al Comandante de turno.

- Volvemos al quizá y solo quizá de nuevo. Si quiere enaltecer su fina figura puede acortar el largo de la falda. Meterse como pueda en una falda tubo. Siempre de un diseñador español. Si es joven promesa o está a punto de serlo (solo para expertas) mejor que mejor. 

- Aunque tu marido cambie el traje militar de gala reservado para ese acto por un traje negro no hace falta que usted le siga. Deje la pashmina en casa (o en Palacio) y por supuesto, los complementos lujosos también. No es el día, ¿verdad?

- No plataformas. Nada más que comentar. No hay elección y no hay discusión posible. No vienen a cuento. No son elegantes. ¿Ha quedado suficientemente claro?

- Cabeza bien alta. Será imposible llegar a las latitudes de la Guardia Real. Con que muestre seguridad es suficiente.

- Fuera del vestuario las formas son imprescindibles. No señale. Y si no se puede contener, conténgase.

- Último punto y no menos importante. Cuando aparezca en escena no coloque a sus hijas. Las Infantas Leonor y Sofía pueden equivocarse. No pasará nada.