Redes Sociales

Twitter suspende por error la cuenta de su jefe, Jack Dorsey

La red social del pájaro azul ha suspendido durante unos minutos la cuenta de su CEO. Tras recuperarla, Dorsey ha explicado que se debía a "un error interno".

El CEO de Twitter, Jack Dorsey.

El CEO de Twitter, Jack Dorsey.

  1. Redes sociales
  2. Twitter
  3. Jack Dorsey

Prohibir la entrada a un bar a su propio dueño no parece plato de buen gusto para el susodicho, especialmente si sus parroquianos se cuentan por millones y se hacen eco rápidamente del sinsentido. Hace tan solo unas horas, algunos usuarios de Twitter se han percatado de que la cuenta de su CEO, Jack Dorsey, había sido suspendida.

Tan solo media hora más tarde, Dorsey recuperaba su asiento en la red social del pájaro azul. Eso sí, por unos instantes, el mandamás de Twitter tenía poco más de 100 seguidores, si bien en el momento de escribir estas líneas se han restablecido ya 3,2 millones de seguidores de los 3,8 que tenía antes de su extraña suspensión.

El propio Dorsey ha sido el primero en hacerse eco del fallo y ha señalado escuetamente en la red social que la suspensión de su cuenta se debía a un "error interno". Lo ha hecho con un mensaje en el que aludía al primer tuit que escribió, allá por marzo de 2006: 'just setting up my twttr' ('solo configurando mi Twitter'), al que ha añadido un escueto “otra vez”, sin dar más explicaciones.

Este peculiar suspensión llega días después de que Twitter anunciara medidas para prevenir el acoso online, como la opción de silenciar palabras clave, frases e incluso conversaciones. El propio Jack Dorsey ha asegurado que Twitter había realizado progresos en su lucha contra los acosadores con estas medidas.

A los pocos días, Twitter comenzaba a suspender algunas cuentas de figuras relacionadas con la llamada 'derecha alternativa', un movimiento racista y antisemita que celebró con saludos nazis la victoria de Donald Trump. Uno de los que sufrió la suspensión fue Richard Spencer, una de las caras más visibles del movimiento y fiel seguidor del presidente electo.

El pajarito vuela bajo

La red social del pájaro azul no pasa últimamente por su mejor momento, especialmente después de que los rumores de compra por parte de Google, Salesforce, Disney o Microsoft no llegaran a buen puerto. El pájaro azul continúa sin jaula y los trolls han influido negativamente para que algunas de esas compañías decidieran no sacar la cartera. Twitter es consciente de que el acoso en la plataforma es un problema, de ahí que haya decidido tomar medidas para combatirlo.

A los problemas con los trolls se suman otros: Twitter sigue dando pérdidas (en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal fueron de 103 millones de dólares, 92 millones de euros). Las esperanzas frustradas de una compra que no ha llegado a cuajar han provocado que la compañía decidiera despedir recientemente a 350 trabajadores, el 9 % de su plantilla. Además, la firma anunciaba al tiempo el cierre de Vine, su otrora exitosa plataforma de microvídeos.

Así que, aunque la suspensión temporal de Jack Dorsey a su propio chiringuito no deja de ser una anécdota, lo cierto es que no llega en el mejor momento para su criatura. Eso sí, el CEO de Twitter puede presumir de haber conseguido más de 1.800 retuits y 3.000 likes con su regreso.