Drones

Un dron que apaga incendios: España vuelta alto en la tecnología voladora

Zaragoza ha acogido Expodrónica 2016, la feria de drones de uso civil más importante de Europa.

Uno de los drones presentados en la Feria.

Uno de los drones presentados en la Feria. Expodrónica.

  1. Drones
  2. Industria aeronáutica
  3. Exposiciones
  4. Aragón

Aparatos sumergibles, fumigadores e incluso uno capaz de prevenir y extinguir incendios. La segunda edición de Expodrónica inundó este jueves y viernes la ciudad de Zaragoza de drones de uso civil. La novedad más destacada de la muestra fue la presentación del primer dron anfibio, el único en el mundo que puede combinar vuelo en aire con inmersiones en agua. El proyecto ha sido impulsado por el español Javier Díez, profesor de la Universidad de New Jersey, en Estados Unidos.

Entre los más de 70 expositores presentes en la Feria de Muestras de Zaragoza se encontraban los tres principales fabricantes mundiales de vehículos aéreos no tripulados, además de empresas españolas de referencia en el sector audiovisual, seguridad, emergencias y aplicaciones tecnológicas como la agricultura de precisión.

La Consejera de Economía e Industria de Aragón, Marta Gastón, fue la encargada de inaugurar la feria y destacó "la oportunidad económica y social que supone el sector de los drones" mostrando "el compromiso absoluto del Ejecutivo aragonés para hacer de Aragón una potencia en el sector de los drones".

Presencia española

Además del primer dron anfibio, en la feria se pudo ver otro prototipo íntegramente español, el de la empresa de sólo un año de antigüedad Drone Hopper. Consiste en una solución a la extinción de incendios utilizando drones autoguiados que pueden cargar hasta 300 litros de agua nebulizada. La china DJI mostró en Zaragoza dos de sus productos más novedosos: un dron con cámara térmica para el rescate y la localización de focos de fuego y otro para fumigar en agricultura.

El director técnico de Expodrónica, Richard Vinuesa, advirtió que, si España quiere avanzar, debe modificar la regulación vigente provisional: "El mercado de los drones sigue creciendo pero lo que necesita inminentemente es una normativa. Si España sigue así no podrá subirse al tren europeo, ni mundial, de todo el I+d que se está creando".

Por su parte, la directora de AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea), Isabel Maestre, impartió la conferencia Presente y Futuro de los drones, uno de los platos fuertes de la feria, junto a la primera Competición de Startups del sector de los drones en España. Según AESA, en 26 meses de regulación, se han registrado 1.683 operadores de vuelo, 2.563 drones, 2.203 pilotos, 70 escuelas de pilotos autorizadas y 1.030 vuelos especiales. 

Maestre, que estuvo acompañada del representante de la dirección general de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea, Koen de Vos, analizó también los nuevos escenarios operacionales que permitirá la futura normativa. Entre otros, se incluye el sobrevuelo de zonas urbanas y aglomeraciones de personas, siempre que sea con un dron menor de 10 kilos, a un máximo de 100 metros de distancia del piloto y a menos de 120 metros de altura.

Otra de las novedades que incluirá la nueva legislación serán las operaciones nocturnas y los vuelos más allá del alcance visual del piloto con aeronaves de más de dos kilogramos. En ambas situaciones será necesario un estudio de seguridad, la autorización de la Agencia y que el aparato posea unos requisitos técnicos determinados.

El sector de los drones registró un importante crecimiento en 2015, el mayor desde su aparición. La Asociación Internacional de Drones (AUVSI) estima que, en 2025, habrá 100.000 nuevos empleos relacionados con esta industria en Estados Unidos. Las previsiones del mercado en España indican un crecimiento anual del 15% en el volumen de facturación, que llegará a los 20 millones de euros anuales en 2050.