Telefonía móvil

Siete motivos por los que deberías comprar (o no) el iPhone 7

Las escasas novedades del nuevo terminal apenas justifican el cambio. 

Presentación del nuevo iPhone 7

Presentación del nuevo iPhone 7 Reuters

  1. iPhone
  2. Apple
  3. Smartphones

Todos los ojos puestos en Apple, como suele suceder por estas fechas. Los nuevos modelos de la marca desfilaron el miércoles por la pasarela de San Francisco, se pueden reservar desde el viernes y saldrán a la venta el día 16. Se esperan colas. O quizá no tantas, pues la firma que comanda Tim Cook va a abandonar la tradición de publicar sus cifras de ventas del primer fin de semana. ¿Mal augurio? ¿Crónica de un fracaso anunciado? Tendremos que esperar a que termine el trimestre para despejar esas incógnitas.

Los hay que acuden a la tienda, sencillamente, porque se trata de un nuevo iPhone. Los hay que tienen un modelo antiguo, de esos que van a quedarse en la cuneta, y quieren renovarse. Y luego estamos todos los demás, tratando de juzgar si las innovaciones que introduce el buque insignia de Apple merecen tal desembolso. No es una decisión fácil.

Los iPhone 7 y iPhone 7 Plus no van a hacer historia. Son más bien iPhone 6 y iPhone 6 Plus tercera parte: El retorno del Rey. Ya hemos visto esta película. Hay ciertos detalles que destacan, pero pocos y no todos para bien.

1. Ausencia de 'minijack'

Si algo llama la atención de los nuevos dispositivos es la ausencia de minijack, esa clásica entrada de 3,5 milímetros donde solías conectar los auriculares. No la busques, no está. Tim Cook y compañía se la han quitado con "coraje", dispuestos a llevarnos de la mano (o a empujones, según se mire) hacia un futuro totalmente sin cables.

En la caja del nuevo iPhone vendrá un adaptador de minijack a puerto Lightning, el que usas para cargar la batería. Te permitirá seguir usando tus viejos auriculares a costa de llevar otro cable en el bolsillo y renunciar a ciertos escenarios de uso: por ejemplo, escuchar música mientras tu móvil se alimenta o hacerlo desde el altavoz de ciertos coches.

Para esos casos está la alternativa que Apple quiere convertir en la norma: los auriculares Bluetooth, que todavía son muy caros (179 euros por los nuevos AirPods) y están, por esa razón, poco extendidos.

Así es el adaptador que permitirá conectar auriculares con minijack al iPhone 7.

Así es el adaptador que permitirá conectar auriculares con minijack al iPhone 7. Reuters

2. Resiste a una caída al WC

Otra novedad llamativa de los iPhone 7 y iPhone 7 Plus es su resistencia a polvo y agua. El añadido no va a decantar la balanza ni a favor ni en contra de estos terminales, pero la ausencia ya se estaba haciendo notar frente a competidores sumergibles del bando de Android. Por decirlo de la forma más clara posible: estamos ante el primer buque insignia de Apple capaz de sobrevivir a un chapuzón accidental en el retrete. Hasta 1 metro de profundidad y 30 minutos. La ducha también vale, pero no te acerques con él a la piscina.

3. Fotos como las de las de una réflex

El mayor reclamo de la nueva familia iPhone es la cámara, sobre todo en el hermano mayor. El iPhone 7 Plus incluye dos, de 12 megapíxeles cada una, en su parte trasera. La combinación de ambas permitirá obtener fotografías con poco que envidiar a las de una réflex. Y sin tener mucho arte, que el teléfono se encarga de todo.

La normal, que es la misma que lleva el iPhone 7, ya de por sí es más rápida (hasta un 60%, según Apple), saca fotos más brillantes (con un nuevo flash de 4 leds), ofrece estabilización óptica (que antes solo estaba en el teléfono grande) y consigue mejores resultados por la noche (gracias a una apertura máxima de ƒ/1,8). La secundaria, que solo está en el Plus, permite hacer más zoom sin perder calidad y jugar con la profundidad de campo.

Detalle de la nueva cámara del iPhone.

Detalle de la nueva cámara del iPhone. Reuters

4. La batería dura (un poco) más

Algo ha mejorado la autonomía de los terminales de Apple, pero no mucho. La batería del iPhone 7 aguanta un par de horas más que la del iPhone 6S y la del iPhone 7 Plus alrededor de una hora más que la del iPhone 6S Plus. Mejor, sí, pero aún insuficiente.

5. Más almacenamiento (más caro)

Por fin Apple ha entendido que los usuarios, incluso los más pobres, necesitan algo más que 16 GB de almacenamiento. Hasta Google se estaba mofando de los sucesores del difunto Steve Jobs. Esta vez, la versión menos cara del iPhone 7 vendrá con 32 GB de memoria, sin descontar la propina del sistema operativo, y costará 769 euros. El siguiente modelo, de 128 GB, saldrá por 879 euros. Y si quieres lo mejor, 256 GB, tendrás que aflojar la friolera de 989 euros.

En el caso del iPhone 7 Plus, los precios van de 909 euros (versión de 32 GB), pasando por 1.019 euros (128 GB), hasta 1.129 euros (256 GB).

6. El botón de inicio ya no es un botón

Si el extraterrestre más famoso del cine viera el iPhone 7, diría aquello de "mi casa” con un tono si cabe más nostálgico. Al bueno de E.T., como al resto de los mortales, le resultaría extraña la ausencia del clásico botón Home. No es que haya desaparecido, pero lo han cambiado (gracias al espacio que deja libre el minijack) por un nuevo sistema háptico. Para entendernos, ya no es un botón de verdad, sino una superficie táctil que imita la sensación de pulsarlo.

Como principal ventaja, es mucho más versátil (permite, por ejemplo, que cada aplicación vibre de manera distinta), pero los que llevan años manejando un iPhone tardarán un poco en hacerse a la idea. Los que lo han probado tienen sensaciones encontradas.

7. El diseño es idéntico

En el plano estético, nada nuevo bajo el sol. Los iPhones tienen exactamente el mismo aspecto por tercer año consecutivo, y eso puede hacer que luzcan desfasados frente a los diseños de la competencia. También repiten tamaño con respecto a sus predecesores (4,7 pulgadas el iPhone 7 y 5,5 pulgadas el iPhone 7 Plus), aunque disminuye ligeramente el peso. Unos pocos gramos que no marcarán la diferencia.

Veredicto: depende

Hay cuatro escenarios diferentes para responder a la pregunta del millón. ¿Debería comprarme un iPhone 7? Depende:

Si va siendo hora de cambiar de móvil y un iPhone es lo único que te planteas, adelante. Ahora bien, si puedes permitirtelo y las 5,5 pulgadas no son un inconveniente, apuesta por el iPhone 7 Plus. Es el único que tiene doble cámara, la mayor innovación que han presentado.

Si ya tienes un iPhone 6S o iPhone 6S Plus, quédate en casa. Pasar por caja no merece la pena. ¿Que el nuevo es más rápido? Sí, pero tampoco hay tanta diferencia. El procesador A9 ya volaba. El A10 es el primero con cuatro núcleos y es, según Apple, un 40 % más rápido. Pero, ¿acaso el otro te iba lento?

Si provienes de Android y lo que quieres es un iPhone, plantéate comprar un modelo anterior. Los antecesores han bajado de precio y se han actualizado en almacenamiento. Los más baratos (659 euros por el iPhone 6S, 769 euros por el iPhone 6S Plus) se venderán a partir de ahora con memoria de 32 GB. Una opción más asequible y muy a tener en cuenta.

Si puedes esperar, hazlo. Como el iPhone celebra su décimo aniversario en 2017, Apple podría estar guardándose los ases bajo la manga. ¿Pantalla curva? Quizá. ¿Lector de huellas dactilares integrado en la pantalla? Tal vez. ¿Memoria RAM de 3GB? Ojalá. También hay quien predice un cambio radical. Quién sabe... El caso es que veremos novedades más jugosas. Y solo faltan doce meses.