Apple

Solo hay una forma de usar auriculares y cargar el iPhone 7 a la vez (pero no te va a gustar)

La cara base de recarga Lightning Dock solucionaría los problemas, siempre y cuando no queramos escuchar música en un coche sin Bluetooth.

La base Dock Lightning es la única, cara y molesta forma de solucionar el problema.

La base Dock Lightning es la única, cara y molesta forma de solucionar el problema.

  1. Apple Keynote
  2. Apple
  3. iPhone

Este miércoles se presentaron los nuevos iPhone 7 y iPhone 7 Plus, que una vez más despertaron las pasiones de todo el planeta, especialmente de los más fanáticos. Aquellos que quieran hacerse con alguno de los modelos podrán reservarlo a partir de este viernes y comprarlos a partir del 16 de septiembre. Aunque todavía queden unos días para hacerse con ellos, ya hay quien ha apuntado sus primeros inconvenientes: no se pueden usar los auriculares y cargar el terminal al mismo tiempo.

Los EarPods, los auriculares propios del teléfono, se deshacen de la clásica conexión jack 3.5 y se enchufarán en el conector Lightning, el mismo que se emplea para cargar el teléfono. Por tanto, ¿cómo se puede escuchar música o hablar en manos libres mientras el terminal se recarga?

Hay un truco, pero no agradará a muchos. Tocará pasar por caja y hacerse con una base Lightning Dock de recarga, cuyo precio ronda los 45 euros. Las Lightning Dock sirven para apoyar el teléfono en vertical sobre una mesa y cuentan con una salida de audio que permite conectar unos auriculares o unos altavoces con alimentación propia. O sea, que el dispositivo se conecta para recargarlo y, mientras, el usuario puede desbloquearlo e iniciar sus listas de música o realizar otras acciones, como llamar.

Si Apple no saca a la venta algún tipo nuevo de adaptador, parece la única alternativa. A no ser que queramos tirar de Bluetooth. En ese caso, los fans de la manzana mordida podrían hacerse con los auriculares sin cables que también presentaron en la keynote de este miércoles: los AirPods, que costarán 179 euros (el teléfono, en su versión más básica de 32 GB, tiene un precio de 769 euros) y tienen un sensor que reconocen si el usuario los lleva puestos y otro táctil para que los maneje. Son compatibles desde el iPhone 5 y el Apple Watch. También se puede optar por un modelo de otra marca, pues se espera que la mayoría de fabricantes potencien su oferta de cascos con este tipo de conexión.

Sin embargo, los problemas no cesan de surgir: no todos los coches tienen Bluetooth, tan solo los modelos más nuevos; por lo tanto, en los largos viajes por carretera en un viejo automóvil sería imposible escuchar música y cargar a la vez. El cable jack 3.5 permitía conectar el teléfono o un iPod al dispositivo de audio del coche, incluso en modelos antiguos con casete. Para estos casos, Apple ha dicho que lanzará un adaptador jack 3.5 para el conector Lightning. Sin embargo, si se usa para escuchar música en el coche no se podrá cargar al mismo tiempo. Ambas cosas serán incompatibles.

El cable jack 3.5, un clásico que se ve perjudicado por esta decisión.

El cable jack 3.5, un clásico que se ve perjudicado por esta decisión.

Adiós al jack 3.5

Fue el año pasado cuando se empezó a rumorear que Apple se despediría con el iPhone 7 del formato jack de 3,5 milímetros, un estándar todavía presente en muchos modelos de auriculares. De hecho, tiene más de 100 años de historia.

La compañía es pionera en tomar este tipo de decisiones que parecen trascendentales, como cuando en 2008 eliminaron la ranura de CD del MacBook Air. Para ellos, el conector Lightning iría más allá de lo que puede ofrecer el jack de 3,5 milímetros: más estrecho, digital...

De momento, Apple no aclara cómo podremos cargar y escuchar música al mismo tiempo, así que habrá que tirar de maña y esfuerzo o de los ahorros. No es desde luego la opción favorita por los usuarios ni la más cómoda. ¿Nos tenemos que comenzar a despedir de los clásicos 3,5 milímetros?