Redes sociales

Macrorredada en Alemania contra crímenes de odio... en Facebook

Mientras en España se sigue discutiendo cómo combatir de forma eficaz los comentarios ofensivos en redes sociales y el ciberacoso, en Alemania no se andan con rodeos.

Las casas de 60 personas han sido registradas en Alemania por comentarios en Facebook.

Las casas de 60 personas han sido registradas en Alemania por comentarios en Facebook. Reuters

  1. Facebook
  2. Redes sociales
  3. Xenofobia
  4. Ciberseguridad
  5. Alemania

Los delitos de odio y las difamaciones en la Red desde el supuesto anonimato están protagonizando muchos titulares este verano. En nuestro país, ciertas reacciones a la muerte del torero Víctor Barrio han reavivado un viejo debate: cómo frenar los mensajes delictivos sin generar una bola de nueve imparable. Otros asuntos espinosos, como comentarios supuestamente ofensivos sobre terrorismo -los casos más sonados son los de Guillermo Zapata, los titiriteros del "Gora Alka-ETA" y César Strawberry- también tienen consecuencias.

Sin embargo, en Alemania, la policía federal alemana ha anunciado una redada con el registro de las viviendas de en torno a 60 sospechosos de ser autores de comentarios xenófobos, antisemitas o extremistas en un grupo privado en Facebook.

Según informa la Bundeskriminalamt (BKA), este cuerpo policial ha llevado a cabo esta macrooperación en 14 länder (provincias): Bremen, Turingia, Baden-Wurttemberg, Hamburgo, Baja Sajonia, Brandeburgo, Renania-Palatinado, Sajonia-Anhalt, Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Berlín, Renania del Norte-Westfalia, Sajonia y Baviera.

Asimismo, ha contado con la participación de 25 departamentos de policía y se han abierto cerca de 40 investigaciones judiciales. La BKA dijo que la operación tiene como objetivo combatir un "fuerte aumento en el radicalismo verbal y otros delitos relacionados con la Red".

Los sospechosos están acusados de publicar contenido de odio en un grupo privado de Facebook, entre los meses de julio y noviembre de 2015. Los agentes afirman que el "tema principal de las conversaciones que tuvieron lugar allí era la glorificación del nazismo y el intercambio de contenidos y comentarios xenófobos, antisemitas y otros relacionados con la extrema derecha", y que ahora están siendo evaluados.

Esta operación fue iniciada por la Fiscalía de la ciudad de Kempten y coordinada por la Dirección de Investigación Criminal del Estado de Baviera.

Según recuerda el sitio especializado The Verge, Alemania ha visto recientemente cómo ha aumentado la actividad xenófoba en internet, impulsada en parte por la crisis de refugiados que sufre Europa. El país aceptó más de un millón de solicitantes de asilo el año pasado, sobre todo de Siria e Irak, lo que provocó algunas protestas de la extrema derecha. Un miedo que no es nuevo.

Un reciente estudio publicado por el Centro de Investigación Pew muestra que seis de cada diez alemanes relacionan el aumento del numero de refugiados a un mayor riesgo de sufrir ataques terroristas. 

Amnistía Internacional (AI) ha puesto el foco en este problema y denuncia un aumento de crímenes xenófobos en el país: Selmin Çalişkan, secretaria general de la sección germana de AI, declaraba recientemente a este diario que "hay más agresiones contra hogares de refugiados o gente con otro color de piel, el número ha explotado y, en este contexto, las autoridades tienen que actuar sin seguir estereotipos, a la hora de investigar, porque, de no ser así, pueden verse esos crímenes como crímenes corrientes, y no lo son, son crímenes motivados por racismo".