Cifrado de datos

EEUU vuelve pedir a un juez que obligue a Apple a dar ayuda para desbloquear iPhones

El asunto es similar al que enfrentó a la compañía con el FBI por el teléfono del asesino de San Bernardino, pero ahora por un asunto de drogas.

Un iPhone abierto.

Un iPhone abierto. Reuters

El Departamento de Justicia de EEUU seguirá adelante en un caso judicial de drogas en el estado de Nueva York, en el que exige a Apple ayuda y asistencia para desbloquear el iPhone de uno de los procesados.

Todo ello pocos días después del cierre de un proceso judicial similar, una vez que el FBI logró el desbloqueo de otro iPhone en el controvertido caso  a cuenta de el teléfono de uno de los asesinos de la masacre de San Bernardino, en la que murieron 14 personas y que fue considerado como caso de terrorismo.

Apple se negaba a desarrollar una puerta trasera genérica para poder entrar en los datos almacenados en ese teléfono, un iPhone 5c, y alegaba que ello podría poner en riesgo a la totalidad de los usuarios de este tipo de dispositivo. 

Ahora, en una carta presentada en la corte federal de Brooklyn (Nueva York), el Departamento de Justicia dijo que "el gobierno sigue necesitando asistencia de Apple para acceder a los datos que están autorizados a revisar por orden judicial" en un caso relacionado con narcotráfico.

La clave, en esta ocasión, es que la técnica utilizada para acceder al primer teléfono no sirve para los iPhones del caso en Nueva York, aseguran fuentes oficiales.

Esta circunstancia ya había sido adelantada de alguna manera por el propio director del FBI, James Comey, quien el jueves afirmaba que el método secreto para desbloquear el iPhone 5c usado por uno de los asesinos de San Bernardino no funciona en los modelos más nuevos, como el iPhone 5s, iPhone 6 y 6s.

En cualquier caso, la compañía de la manzana podría obligar al FBI a revelar qué técnica se usó para acceder a los datos de ese teléfono.

El controvertido caso del iPhone de San Bernardino, en el que Apple se negaba a cumplir con la petición de un juez de proporcionar asistencia para rodear el sistema de acceso al teléfono, quedó zanjado hace más de una semana cuando el FBI anunciaba que había logrado acceder al contenido del dispositivo con ayuda de un tercero. 

No obstante, estos casos no son los únicos en los que se ha solicitado la ayuda de la compañía para acceder a iPhones: sólo en Manhattan  la fiscalía afirma que hay 175 iPhones bloqueados por cifrado y esperando una resolución.