Tecnología

Dime a qué te dedicas y te diré qué ordenador usas

Seleccionamos a seis profesionales de diferentes disciplinas que, hoy por hoy, requieren de un ordenador, y les preguntamos por sus herramientas preferidas.

Rincón de trabajo de un fotógrafo.

Rincón de trabajo de un fotógrafo.

  1. Ordenadores
  2. Computación
  3. Profesiones
  4. Diseño
  5. Empresas tecnológicas
  6. Tecnología 3D
  7. Fotografía
  8. Trabajadores

¿Qué ordenador hay detrás de cada trabajador? ¿Es necesario siempre un súper ordenador, o es posible aprovechar la capacidad de la nube para desempeñar sus quehaceres?

Para comprar un PC se necesita tiempo y dinero, y poco más. Sin embargo, también puede ser algo más personal. ¿Quién eres? ¿Qué necesitas? ¿Vas a usar todo lo que te ofrece ese ordenador en el folleto?

A menudo, los usuarios valoran que la nueva máquina tenga muchos extras, mucha potencia y un auténtico arsenal de características; no obstante, pocos se paran a pensar para qué van a usar la máquina y, sobre todo, qué sobra en la configuración.

Los siguientes profesionales utilizan diariamente su ordenador, herramienta indispensable para sus respectivos trabajos para ver con qué equipos trabajan para descubrir que a veces un simple portátil puede ser la clave.

El diseñador gráfico

El primer profesional se llama Jaime Suárez y es director creativo en postproducción audiovisual. Actualmente trabaja para empresas como Ogilvy & Mather, BTA o JWT desde su casa en Johannesburgo (Sudáfrica). Su principal campo de trabajo es la publicidad, aunque también desarrolla proyectos para tiendas o aerolíneas en Sudáfrica, Kenia, Tanzania, Nigeria o Dubai.

Respecto a su ordenador, Jaime cuenta a EL ESPAÑOL que es "un portátil Mac Book Pro". "Parece increíble, pero gracias a Internet y a las granjas online no necesito estar atado a un equipo estacionario (una torre) para renderizar el producto final". Gracias a esta tecnología, Jaime alcanza "niveles muy aceptables de calidad de trabajo de una forma fluida y deslocalizado del estudio cuando es necesario". Jaime sentencia: "Lo que hago hoy en día con mi portátil era impensable hace sólo 5 años".

En cuanto a la elección de Mac respecto a otras alternativas, Jaime es tajante: "No me gusta estar pendiente de un antivirus y menos de que éste me quite parte del rendimiento". "Me encanta tener el escritorio limpio, aunque siempre tengo una carpeta en la que pone ordenar con un montón de basurilla dentro", comenta, como anécdota.

El fotógrafo

El siguiente profesional se llama Daniel Sánchez Alonso y lleva más de dos décadas dedicado profesionalmente a la fotografía. Este hecho le da una interesante perspectiva a la hora de hablar de la integración de la informática en su profesión.

Se ha especializado en retratos y reportajes para revistas como El País Semanal, Vanity Fair, Yo Dona o Rolling Stone. Ha trabajado con un gran número de políticos, como María Dolores de Cospedal, Esperanza Aguirre o María Teresa Fernández de la Vega. Entre sus diversos trabajos adicionales, es fotógrafo habitual para empresas como Microsoft, Google o Universal Pictures, y también ha publicado diversos trabajos vinculados con la gastronomía.

Daniel cuenta con varios ordenadores en su trabajo. "Hace poco cambié un MacPro de 2008 por un iMac 27'' 5k, con un aumento considerable de pantalla y una resolución impresionante para trabajar en fotografía", comenta. Su segunda es un Macbook Pro retina de 13'' que usa cuando trabajo fuera del estudio. Lo que Daniel valora más a la hora de trabajar "es la comodidad y facilidad de uso".

Las configuraciones de serie no son las más óptimas para empezar

Pese a la predilección de Daniel por productos Apple, también tiene críticas para los de Cupertino: "Las configuraciones de serie no son las más óptimas para empezar, lo que te obliga a gastar un dinero considerable en discos duros más rápidos y de mayor capacidad, o en aumentar la memoria RAM". En su caso, Daniel busca ampliar la memoria rápida a 18 o 32 Gb de RAM y un disco duro SSD o híbrido, además de un sistema externo de discos duros en raid para almacenar con seguridad la cantidad de datos que genera a lo largo del año.

Por último, respecto a sus preferencias en software, Daniel comenta que "uso Lightroom como programa principal". El clásico Photoshop lo deja para "cuando necesito hacer retoques en profundidad". Respecto a alternativas comenta que "Capture One me seduce y estoy pensando si adoptarlo como primer programa de edición y revelado de fotografías".

El desarrollador de videojuegos

Arturo Monedero es fundador y principal diseñador de videojuegos en Delirium Studios. En su currículum encontramos proyectos como Los Ríos de Alice, una aventura gráfica emocional realizada en colaboración con Vetusta Morla, y Los Delirios de Von Sottendorff y su mente cuadriculada. Ambos videojuegos han conquistado a la crítica y han acumulado varios premios en el circuito nacional.

Pese a que todo parece apuntar a que los videojuegos consumen muchos recursos, en el caso de Arturo la cosa es mucho más sencilla. Según cuenta a EL ESPAÑOL, su ordenador es "sencillo". Se trata de Un Mac Book Pro de 15'' de hace unos cuatro años. "Aunque tengo conocimientos de modelado 3D, y de vez en cuando realizo trabajos, nunca he tenido que exprimir la máquina al máximo", comenta, y añade: "Para mis funciones de diseñador, con un papel y un lápiz me vale".

Imagen de un trabajo de Arturo Monedero en la Nintendo 3DS.

Imagen de un trabajo de Arturo Monedero en la Nintendo 3DS.

Sólo hay dos elementos que le parecen importantes, que son "suficiente disco duro y memoria RAM". Respecto al primer caso, recomienda utilizar discos SSD que, en su caso "han dado unos años extra de vida al ordenador".

En lo que respecta al software, Arturo valora enormemente las posibilidades de la nube. En su caso, las funciones de servicios como Google Drive se han convertido en "herramientas imprescindibles" al permitir diseñar y tener disponibles documentos desde cualquier equipo.

En su colección de programas podemos encontrar herramientas como Subversion (para trabajar en red), Photoshop, Maya, 3DSMAX o Unity 5.0, las herramientas del motor gráfico gráfico imprescindible para entender el auge de la programación independiente.

El escritor

La profesión de Jorge Magano es la de contar historias. Gracias a ello ha publicado siete novelas y ha sido guionista de series de televisión como Ángel o Demonio, de Tele5. En su faceta de escritor, ha ganado el primer premio de Autores Indie convocado por Amazon y La Esfera de Libros con su novela La Mirada de Piedra, publicada en español, inglés y alemán.Para él, su ordenador de trabajo es "uno ligero y manejable". En este caso, un “MacBook Air, ideal para poder moverme con él y trabajar en cualquier lugar”.

Jorge se considera "un poco dejado" respecto a las posibilidades que le brinda la tecnología. Considera que "debería estar más al tanto de las actualizaciones, así como de las posibilidades que ofrece la nube", algo que de momento no hace porque no afecta a su trabajo.

Eso sí, aunque no haya caído en los encantos del hardware de última generación, Jorge muestra especial interés en el mundo del software. En este aspecto, cuenta con un amplio abanico de opciones diseñado para satisfacer todas sus necesidades. Sus programas favoritos son Pages, el procesador de textos de Mac; Scrivener, un programa especial para escritores; Scapple, para crear diagramas y mapas mentales; y SelfControl, según él, "una maravilla de aplicación que ayuda a evitar distracciones y la temida procrastinación".

No obstante, una de sus herramientas más importantes, capital para entender su desarrollo profesional, es la que le permite auto-publicar sus trabajos. Gran parte de sus últimos trabajos han visto la luz gracias a plataformas como Kindle Direct Publishing, la herramienta de Amazon.

El editor

Raúl Cuellar de la Riva es experto en edición, postproducción, composición digital y efectos digitales. En estos momentos, Raúl trabaja en efectos digitales para series de televisión como La que se avecina, Puente viejo o Acacias 38, mientras realiza piezas gráficas para canales de TV digital como TNT. En este último caso, su trabajo ha sido galardonado en la última edición de los premios Promax.

Pese a que el mercado audiovisual tiende a estar dominado por los ordenadores de Apple, Raúl ha optado por un PC con un procesador i7, 16 Gb de RAM y una tarjeta Nvidia 680 que, por exigencias laborales, va a tener que renovar "próximamente".

Un ejemplo del trabajo de Cuéllar, antes y después de su edición.

Un ejemplo del trabajo de Cuéllar, antes y después de su edición.

Para Raúl, "los elementos más importantes del PC a la hora de trabajar son los que están vinculados con la capacidad gráfica, sobre todo para poder renderizar imágenes rápidamente". "Tengo que mover escenas con muchos polígonos en el caso del 3D, así como tener un flujo veloz a la hora de utilizar muchas capas cuando trabajo en composición digital", explica.

En líneas generales, Raúl comenta que lo que necesita en un ordenador es "una buena tarjeta gráfica y un buen procesador". Respecto a la memoria RAM, asegura que "afecta la cantidad, pero no influye tanto como otros elementos". También comenta que "es imprescindible que el monitor sea de fotografía y que tenga denominación GAMUT RGB, para que los colores no varíen desde cualquier posición desde el que lo mires, así como que se hagan equilibrados cada poco tiempo".

Para acabar, respecto al software que utiliza diariamente, para la edición se decanta por Avid y Final Cut; para la composición fotográfica, Adobe Photoshop; para la composición de vídeo prefiere Adobe After Efects; y para la creación de grafismos 3D se decanta por Maya y Houdini.

El técnico en efectos especiales

Pablo Hernández lleva 13 años trabajando en efectos especiales de películas y series de televisión de fama internacional. En su currículum están Tron Legacy, la precuela de The Thing, Agora, Mercenarios 2, Lo Imposible, las series de televisión The Knick, Cosmos o Juego de Tronos, así como futura adaptación a la gran pantalla del videojuego Warcraft, en la que su estudio, El Ranchito, ha colaborado con Industrial Light & Magic.

Debido al carácter de su trabajo, a Pablo no le vale una máquina cualquiera. Cuenta a EL ESPAÑOL que su ordenador es un PC con dos procesadores Xeon a 3GHz y nada menos que 192 Gb de memoria RAM. "En las simulaciones físicas que debo hacer lleno esa cantidad de memoria rápida con relativa facilidad", confiesa.

Pablo comenta que, lógicamente, "la RAM es lo más importante para no ponerle límites físicos a la calidad del trabajo". "El procesador sólo hace que tarde más o menos", añade, y concluye: "La gráfica nunca tendrá la memoria suficiente como para trabajar con las geometrías y las texturas que manejamos en mi trabajo".

Por último, en el campo del software, este especialista utiliza habitualmente programas como Houdini, de SideFx, y Maya de Autodesk.