Internet

Nuevos agujeros en la Gran Muralla de la censura china

El "gran cortafuegos" de China, uno de los principales instrumentos de censura desplegados por Pekín, supone un reto casi irresistible para quienes buscan tumbar las restricciones de la información en la Red.

Jóvenes juegan en un cibercafé de China.

Jóvenes juegan en un cibercafé de China. Getty Images

Dos investigadores de la Universidad de Massachusetts Amherst han descubierto una nueva e importante grieta en el cortafuegos y han desarrollado una herramienta que puede dar acceso a sitios a priori bloqueados como Bloomberg o Facebook.

Se trata de CacheBrowser, una extensión o plug-in para instalar en el navegador. Creada por el profesor Amir Houmansadr y su asistente John Holowczak, esta herramienta se aprovecha precisamente de un mecanismo utilizado por las empresas para hacer que sus páginas se carguen más rápido: las redes de distribución de contenidos (CDN, por sus siglas en inglés).

Tradicionalmente, los sistemas de censura online como los desplegados en China se basan principalmente en el bloqueo del acceso a direcciones IP, a partir de una serie de listas negras. Estos bloqueos se realizan bien directamente, bien a través de un directorio DNS (en inglés, Domain Name Server), una especie de guía telefónica de Internet que asigna cada dirección a un número concreto o dirección IP.

No obstante, al visitar un sitio web realmente popular o con un cierto tráfico, la petición se dirige generalmente a los servidores de una red de distribución de contenidos. Así, las compañías especializadas en entrega de contenidos web almacenan copias de datos en muchos servidores distribuidos por todo el mundo para que la gente pueda acceder más rápido a la información.

El uso de redes de distribución de contenidos es muy común entre los principales sitios y es una tendencia creciente, precisamente porque agiliza el acceso a la información. De hecho, se espera que la mayoría del tráfico de Internet pasará a través de estas redes en pocos años.

No obstante, los organismos censores suelen ignorar estas redes de distribución de contenidos, debido a que sus servidores albergan contenidos de muchos sitios diferentes y la mayoría de estos contenidos no están censurados ni bloqueados.

CacheBrowser descarga contenido censurado directamente desde los servidores CDN y, por tanto, evita la interferencia de los censores

CacheBrowser funciona dirigiendo la petición del usuarios directamente a los servidores de la red de entrega de contenido para descargar páginas cuando se escribe en una dirección Web, utilizando una tabla de búsqueda de sitios web y sus correspondientes redes de distribución de contenidos. "Es una herramienta para eludir la censura de contenidos en Internet", explica Houmansadr a EL ESPAÑOL. "Descarga contenido censurado directamente desde los servidores CDN y, por tanto, evita la interferencia de los censores".

La importancia de esta herramienta es que destapa un agujero muy complicado de cubrir para el país censor: es difícil cerrar sitios web accesibles gracias a este plug-in sin impedir el acceso a miles de sitios web que no están censurados, sostiene Houmansadr. "Tendrán que bloquear millones de otras páginas", dice este investigador, que apunta: "Demostramos en nuestro estudio que la censura de contenidos CDN es técnicamente muy difícil, y esto es un paso adelante en la carrera de la resistencia a dicha censura".

Según él, CacheBrowser debería funcionar para el 80% de los sitios más populares que China bloquea. "El proyecto está en modo alfa en este momento", comenta el experto, y añade: "Tenemos que hacer mejoras antes de que pueda ser utilizado por los usuarios normales de Internet con poca formación técnica, para lo que estamos trabajando activamente".

Sistemas lentos

Hasta la fecha, las formas de saltar por encima de esta muralla virtual eran, sobre todo, dos: el uso de una red privada virtual (VPN) o de un proxy -un servidor que actúa en nombre de otro ordenador- y ciertos programas que lo manejan, como Freegate; o bien el uso de sistemas de enrutamiento alternativos, como TOR.

En cualquier caso, ambos sistemas se basan en el uso de ordenadores de apoyo fuera del país que censura. TOR, por ejemplo, funciona gracias a una red de ordenadores ofrecidos por voluntarios de todo el mundo. Y el uso de una conexión VPN dirige el tráfico a través de un equipo determinado o de una red de equipos alquilada para tal fin, y con la que uno se conecta de forma cifrada. En ambos casos la conexión puede funcionar muy lentamente.

Sin embargo, las pruebas realizadas con el plug-in CacheBrowser desde el interior de China has demostrado su eficacia y una velocidad de respuesta razonable.

Existen sistemas similares para rodear la censura china, aunque ninguno tiene tanto potencial como CacheBrowser. Por ejemplo, GreatFire.org mantiene copias de seguridad a prueba de censura en ciertas páginas estáticas, un proyecto llamado "Daño Colateral", como una manera de saltarse la censura online.

Otro proyecto similar e íntimamente relacionado con el anterior es Weiboscope, nacido en 2010 y desarrollado por el profesor King wa-Fu desde Hong Kong. En una entrevista concedida a EL ESPAÑOL, Fu explicaba que su herramienta descarga los datos de la mayor red de microoblogging del país, Sina Weibo -un servicio similar a Twitter- antes de que sean censurados. Luego se sube a un sitio web. El contenido puede consultarse desde dentro de China a través de Free Weibo, una página web que mantiene, precisamente, GreatFire.org. Para King wa-fu, CacheBrowser "parece una herramienta prometedora".

Qué no se puede hacer en China en Internet

Buscar en Google. El buscador está bloqueado desde hace años. Asimismo, tampoco se se puede acceder a otros servicios asociados a Google, como el correo Gmail.

Buscar asuntos políticamente delicados en los demás motores de búsqueda (Baidu a la cabeza). Para saber qué términos están bloqueados en el gigante asiático, un sitio web útil es blockedinchina.net.

Consultar o tener una cuenta en Facebook, Twitter, Whatsapp, YouTube e Instagram, entre otros servicios de redes sociales occidentales.

Consultar las noticias en la BBC (news.bbc.co.uk) o en el diario The New York Times, aunque este último utiliza discretamente todas las herramientas posibles para eludir el bloqueo, entre otros muchos medios internacionales. Tampoco se puede navegar por los sitios de ONG como Amnistía Internacional, Reporteros Sin Fronteras o Human Rights Watch.

Usar algunos servicios en la nube extranjeros, como Dropbox. Curiosamente, Microsoft Azure y Amazon Web Services cuentan con florecientes negocios en el país.