Expedia

“La venta de Toprural fue en el mejor momento”

El fundador de la firma, vendida por 14 millones a la recién adquirida Homeaway, convencido de que atrasarlo no habría dejado un mejor acuerdo.

El fundador de Toprural, François Derbaix, hace balance de su operacdón.

El fundador de Toprural, François Derbaix, hace balance de su operacdón.

El mercado del alquiler vacacional online está en ebullición. La compra del coloso Homeaway por Expedia es la última prueba. Esta operación, pendiente de la luz verde definitiva y que valora a la norteamericana en 3.500 millones de dólares (3.250 millones al cambio), tiene sabor español.

En 2012, fue Homeaway quien ejerció de comprador de Toprural, la tecnológica española centrada en el turismo rural. Con la perspectiva que otorgan estos tres años, ¿fue el mejor momento para firmar la venta?

“El momento fue el mejor”, reconoce el fundador, François Derbaix. Ante las mareantes cifras de la venta de su comprador en 2012, ¿habría merecido la pena esperar para cerrar un mejor acuerdo? “Si hubiéramos esperado, habría sido una operación peor”.

En el mes de abril de 2012 se anunció una operación que, por aquel entonces, sacudió el sector de Internet en España. La estadounidense, líder del alquiler vacacional a nivel global y fundada en 2005, ponía sobre la mesa 14 millones de euros para adquirir a su 'homólogo' en el mercado español.

En ese año, estaba valorada en más de 2.000 millones en bolsa. La diferencia de tamaño era enorme. El dinero se repartió entre los accionistas: los cofundadores (Derbaix y Marta Estebe), que concentraban un 60% del capital, además de directivos y exempleados, los cofundadores de Idealista, Jesús y Fernando Encinar, y el fondo de capital riesgo Bonsai Venture.

Las cifras de TopRural

La operación se formalizó hace tres años y el sector ha crecido de manera significativa. No sólo por los actores que ya en aquel momento estaban establecidos, sino por nuevos como la plataforma de alquiler de viviendas de corta estancia Airbnb. Con la perspectiva que da el tiempo, ¿por qué no haber esperado tres años para una mayor madurez?

“Toprural seguía creciendo y se preveía una situación de competencia muy fuerte con el crecimiento de los grandes”, reconoce Derbaix. Él compara la coyuntura de mercado que vivía su empresa con el que hoy tiene Homeaway, quien también ha acabado aceptando su venta.

Ese año 2012 la compañía española cerró, según su cuenta de resultados, con unos ingresos de 4,6 millones de euros (un 33% más que un año antes) y unos beneficios de 730.000 euros (un 15% menos). Los 14 millones de euros en los que se cifró la operación representan, por tanto, 3 veces la facturación neta y casi 20 veces beneficios netos. 

La compañía, hoy

Tres años después llega la compra de la que en su día fue compradora. Expedia, conglomerado de empresas del sector turístico en internet que surgió como una división en el seno de la tecnológica Microsoft en 1996, se hace con Homeaway. ¿Cómo la vive el fundador de la española, que firmó el documento de venta? “Es normal que en un sector más o menos maduro haya una consolidación y haya empresas que quieran comprar para crecer”, recuerda Derbaix.

Hoy Toprural ha sido integrada, desde el punto de vista corporativo, dentro de la estructura de Homeaway, por lo que indirectamente también sería comprada por el titán del sector Expedia. Sólo mantiene la marca y su web independiente.

La sociedad limitada fue extinguida en 2013. Derbaix se mantuvo en el equipo directivo durante los nueve meses siguientes a la firma de la compra. Ahora la duda reside en qué representa España para el mercado de Homeaway.

Aquel 2012 fue el último año en el que tanto la filial española de la americana como Toprural presentaron resultados. Ambos sumaban un volumen de negocio cercano a los 9 millones de euros. ¿Y hoy? Es difícil saberlo. La cotizada americana no desglosa por países sus ventas, que en el tercer trimestre de este año ascendieron a 106 millones de dólares (un 10% más que un año antes).

Edreams, único gran ‘independiente’

En este ‘baile’ de compañías en el segmento del turismo online, hay una española que sigue manteniéndose independiente. Se trata de la agencia online eDreams, hoy cotizada en el mercado continuo de la bolsa y resultado de un conjunto de fusiones en el pasado.

Fundada en 1999 con el apoyo de varios grupos inversores, es adquirida en 2006 por el fondo de capital riesgo TA para cuatro años más tarde venderla a Permira, otro fondo de inversión, valorándola en unos 300 millones de dólares.

A partir de ahí llegan las fusiones y adquisiciones de empresas del sector de viajes (GoVoyages, Opodo, Travelink). Su salida a bolsa el pasado año despertó gran expectación. Era la primera salida a bolsa de una gran puntocom tras el ‘crash’ del año 2000. Su valoración: 1.000 millones de euros. Un año y medio después ha perdido un 73% de valor y hoy la capitalización apenas llega a los 270 millones.