televisión

Google cambia las reglas del juego en el consumo de contenidos digitales

Los nuevos Chromecast -uno para música y el otro para televisión- marcan un nuevo horizonte digital en el hogar, tras vender más de 20 millones de unidades.

chromecast

chromecast

Hay grandes batallas que se libran en silencio y de cuyo resultado están pendientes múltiples industrias. La que enfrenta a Google y Apple por la supremacía en la venta de contenidos digitales en el hogar está a punto de desequilibrar al bando ganador en 2015. Un nuevo 'cacharrito' tecnológico tiene la culpa.

Chromecast, el dispositivo para conectar a la televisión a través de HDMI, ha superado las 20 millones de unidades vendidas y activas desde su lanzamiento en julio de 2013. En sus posteriores evoluciones ha ganado en tracción comercial hasta convertirse en el número uno de su sector, por encima de Apple TV, Fire TV (Amazon) o Roku.

Su precio es lo de menos: la 'llave' para convertir cualquier televisión en un aparato inteligente y conectado a Internet cuesta apenas 35 euros. Pero Google, al igual que sus dos acérrimos rivales en este negocio (Amazon y Apple), solo quiere que compren a través de su ecosistema digital.

Cena para dos: 45.000 millones

Google Play, la tienda digital de aplicaciones, películas, libros y música del buscador, está confirmando en este 2015 el 'sorpasso' a la Appstore de Apple. Su volumen de facturación global supera los 20.000 millones de dólares, según estimaciones de las casas de bolsa. Es el mayor movimiento en la industria de contenidos digitales en años y ha obligado a que el todopoderoso Apple retome sus planes para renovar el Apple TV.

Se han vendido más de 25 millones de unidades de Apple TV desde su debut en 2007. Google en poco más de dos ejercicios está a punto de alcanzar ese nivel. Convertir una TV convencional en una televisión conectada con acceso a Internet es la gran batalla de la industria. Sin embargo, los fabricantes tradicionales de televisores como Samsung o LG han fracasado en construir sus propias tiendas y han dejado hueco a las tecnológicas.

Los populares periféricos permiten visualizar vídeo ‘online’ en el televisor y hasta proyectar el contenido de apps de teléfonos y tablets en la pantalla grande de casa. Para grandes compañías como Google, Apple o Amazon son parte central de su estrategia para vender contenidos digitales en el hogar, tales como películas o música.

El empuje de los Chromebooks

Para el buscador, su dominio del mercado de móviles y tablets con Android es su principal fortaleza, amén de su nueva baza en el cajón: los Chromebooks (ordenadores equipados con el software Chrome OS) y el propio navegador Chrome, dominador absoluto de su sector frente a Safari y Firefox.

Según datos de la consultora NPD, Google ha alcanzado una cuota de mercado del 30% en el segmento tablet y PC. Es la mitad que Windows (59%), pero el triple de Apple (10%). Chromecast permite la conexión inmediata y fluida al televisor de cualquier dispositivo que tenga el navegador Chrome. Sin cables, sin errores. Por eso quizá su éxito comienza a ser incuestionable y está cambiando las reglas sobre cómo y dónde vender los contenidos digitales.