La icónica fotografía 'El beso'

La icónica fotografía 'El beso' Ouka Leele

Salud Pseudociencia

Ouka Leele honra a Hamer, el farsante que curaba el cáncer con canciones

Aboga por la Nueva Medicina Germánica, la homeopatía y hasta el agua como remedio para las migrañas. 

Ainhoa Iriberri

Bárbara Allende Gil de Biedma, la fotógrafa más icónica de La Movida madrileña -su nombre artístico es Ouka Leele- la ha líado en su muro de Facebook. En una conversación pública, la artista ha comenzado por honrar la figura del recién fallecido Ryke Geerd Hamer, el padre de la llamada Nueva Medicina Germánica y en respuesta a los numerosos comentarios que ha generado su post, ha terminado defendiendo también la homeopatía y hasta el agua como remedio para el dolor de cabeza

El pasado 5 de julio moría en Noruega a los 82 años de un accidente cerebrovascular el controvertido exmédico, que había sido inhabilitado para ejercer su profesión en distintos países por desarrollar una teoría sin validez científica que promete curar el cáncer sin quimioterapia y achaca esta enfermedad exclusivamente a los choques emocionales

Cinco días después, Ouka Leele le homenajeaba en su página ante sus 4.843 amigos y todos aquellos que quisieran pinchar en su perfil, ya que la publicación no estaba restringida. 

La fotógrafa aclara que habla desde la experiencia, ya que sufrió cáncer cuando apenas contaba con 22 años de edad. Sin embargo, a pesar de defender los postulados del curandero alemán, ella sí utilizó la quimioterapia para curarse de su cáncer del sistema linfático, aunque la experiencia no debió de satisfacerle. 

"Tuve que volver para la quimioterapia. Fue horrible. Espero que se acabe ese tipo de tratamiento; la medicina es más cruel que la enfermedad", declaró en 2013 a La Opinión de A Coruña en una entrevista.

Contra los comentarios negativos

Ouka Leele debía de saber en qué jardín se metía al homenajear a Hamer y ya advertía en el post inicial que borraría "cualquier comentario negativo fruto de la ignorancia". Sin embargo, aunque posteriormente reconoce que ha eliminado varios, son muchísimos los comentarios de amigos y fans que le recuerdan a la fotógrafa lo erróneo de los postulados de Hamer que, además de proponer que los pacientes de cáncer se alejen de sus fuentes de estrés en lugar de tratarse de su enfermedad -en realidad, de todas las enfermedades-, es un reconocido antivacunas y ha llegado incluso a negar la existencia de los virus. 

En España, fue detenido por la policía nacional, a instancias de la Interpol en 2004, por haber escrito un libro sobre la NMG. Pasó 535 días en una cárcel francesa. No era la primera vez ni la última

Ouka Leele parece ser inmune a los comentarios explicativos sobre el fraude de Hamer y, de hecho, llega a afirmar: "Una pregunta, ¿cuántas personas mueren de cáncer en los hospitales y por qué no va nadie a la cárcel y a este buen hombre lo encarcelaron, y se atreven a insultarle y llamarle asesino?"

En su defensa de la pseudociencia, la fotógrafa olvida mencionar lo que sí ha dicho en otras entrevistas, que ella se sometió a la quimioterapia que desaconseja Hamer. "Cuando digo que hablo desde la experiencia quiero contar que yo he vivido la curación, he vivido un proceso prodigioso en mi ser, he sido consciente de mucha información proporcionada por mis propias células, por mi propio proceso y mi propia vivencia, entonces cuando un científico como Hamer habla desde la medicina, desde su investigación y su conocimiento médico y pone en palabras lo que yo he vivido, solo me queda reconocer su verdad que reververa [sic] en mí".

El icono de La Movida alaba la canción curativa que el pseudomédico alemán compuso para su mujer, que subió a su Facebook unas horas después del primer post. 

Pero por si esto fuera poco, la fotógrafa defiende otra pseudociencia demostrada, la homeopatía. "¿Y quién decide qué son falsas terapias? Se está hablando mal de la homeopatía y yo he visto con mis ojos y en varias ocasiones y con personas distintas curarse un esguince en cuestión de horas", escribe, antes de pedir libertad y afirmar que a ella se le pasa el dolor de cabeza bebiendo un litro de agua.