Tres ejemplares de Amanita phalloides.

Tres ejemplares de Amanita phalloides.

Salud Toxicología

El extraño caso de las setas venenosas que casi matan a 14 personas

Varias personas se intoxicaron en California al comer el hongo de la muerte sin saberlo y uno de ellos necesitó un trasplante de hígado.

Roberto Méndez

La recolecta de setas es típica de los inicios del otoño en España, sin embargo, no es el único país que contiene estos manjares. En el resto de Europa e incluso en América también existen diversos tipos de especies de setas. Un tipo en especial que se encuentra en Europa y desde la década de los 70 también se ha identificado en Estados Unidos es la Amanita phalloides, también conocida como "hongo de la muerte".

Precisamente este tipo de seta fue el responsable de causar 14 casos de envenenamiento en California el pasado mes de diciembre, aunque ha sido ahora cuando los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) de EEUU han hecho público el caso. 

Cómo sucedió

Actualmente la Amanita phalloides es el hongo responsable de la mayoría de muertes relacionadas con el consumo de setas silvestres en todo el mundo. Esta especie contiene las toxinas amanitinas, las cuales atacan directamente al hígado, causando la muerte al 20% de los consumidores.

En este caso 5 de las 14 personas afectadas habían consumido setas juntas, en una cena. La procedencia de las setas era desconocida, pues las compraron a un particular. Tras nueve horas después del consumo, los 5 individuos experimentaron náuseas, vómitos y diarrea, por lo cual acudieron a urgencias pasadas 24-48 horas tras el inicio de los síntomas.

De los 5 casos, dos de los adultos estuvieron seis días en el hospital, con una recuperación posterior sin incidencias. Sin embargo, una niña de 18 meses requirió un trasplante de hígado tras sufrir una insuficiencia hepática; posteriormente hubo complicaciones, incluyendo daño neurológico permanente. Asimismo, otro de los adultos también acabó necesitando un trasplante de hígado.

Por otro lado, entre las otras personas que enfermaron había un hombre de 37 años que consumió dos setas recogidas por él mismo; dos mujeres de edad avanzada -entre 83 y 93 años-, que comieron setas de un amigo y cuatro jóvenes de entre 19 y 22 años, que consumieron setas por confundirlas con "setas mágicas". Además, también necesitaron de asistencia médica un varón de 36 años que consumió setas de un amigo y un hombre de 56 años que necesitó un trasplante de hígado. Todos ellos se recuperaron por completo posteriormente.

El hongo de la muerte

La Amanita phalloides es la seta más letal que existe para los humanos, y su aspecto la hace fácilmente confundible con otras especies similares y comestibles. Si no se detecta el envenenamiento a tiempo, el desenlace puede ser fatal. En este caso, según los CDC, no hubo que lamentar ningún fallecimiento. Sin embargo, como se ha comentado anteriormente, tres de los 14 pacientes necesitaron un trasplante de hígado -incluida la niña de 18 meses-.

El envenenamiento por setas no es un caso raro, aunque esta vez destaca el hecho de que los 14 casos se produjesen casi al mismo tiempo y en la misma zona, el norte de California, algo cuya explicación podría radicar en el aumento de las lluvias en la región el pasado año.

En su informe, los investigadores responsables de los casos han hecho hincapié en recordar que el consumo de hongos silvestres es aceptable, pero que siempre deben ser evaluados por un experto en hongos o un micólogo entrenado. Si un recolector inexperto consume una seta sin tener clara su procedencia, es fácil sufrir un envenenamiento de este calibre.