Sushi en Japón.

Sushi en Japón. Tomohiro Ohsumi Getty Images

Salud Salud pública

El sushi aumenta las infecciones por anisakis: preocupación entre los médicos

El 'boom' de este alimento japonés está desencadenando una epidemia de anisakis, a pesar de las recomendaciones sanitarias.

Roberto Méndez

Durante los últimos años, la popularidad del sushi ha aumentado considerablemente, tanto en su consumo en restaurantes como en forma preparada para degustar en los domicilios. Sin embargo, la higiene necesaria para comer este tipo de alimentos crudos parece haberse dejado demasiado de lado, según los expertos.

El parásito anisakis habita en los pescados o mariscos crudos o poco hechos. Para evitar la contaminación de estos alimentos, es necesario someterlos a un proceso de congelado previo a la venta o consumo de los mismos, con tal de evitar casos como el publicado recientemente en la revista BMJ Case.

El dolor abdominal provocado por sushi

En este caso, un equipo de médicos de Portugal atendió a un hombre de 32 años que sufría un dolor abdominal agudo, justo debajo de las costillas, acompañado de vómitos y fiebre desde hacía una semana.

Para llegar al diagnóstico final se le realizó una endoscopia, revelando al culpable de sus dolencias: había larvas de un parásito en su estómago, el anisakis. Posteriormente, el paciente reveló que había comido sushi hacía poco tiempo, por lo que fue diagnosticado de anisakiasis o infección parasitaria por anisakis.

Anteriormente, los casos conocidos de anisakiasis se ceñían a la zona de Japón debido a sus hábitos alimentarios de consumo de pescado y marisco crudo. Sin embargo, con el aumento de consumo de estos alimentos en los países occidentales, también han ido aumentando los casos de infecciones parasitarias, según los autores del estudio.

De hecho, entre 1999 y 2002 un estudio español describió 25 casos de esta enfermedad por parasitos en España tras el consumo de anchoas, las cuales también pueden infectarse por este parásito si no son convenientemente conservadas y procesadas. En otro estudio italiano se señaló a las anchoas y al sushi como responsables de tal infección; asimismo, el estudio italiano sugirió que los profesionales médicos pueden sospechar sobre esta enfermedad cuando el dolor abdominal se produce justo después de consumir pescado crudo. Aunque, por desgracia, afirman que no existe un tratamiento con fármacos eficaz una vez se han consumido las larvas del anisakis: es necesario llevar a cabo una endoscopia o incluso una cirugía, como fue el caso del paciente portugués.

Los otros síntomas de la anisakiasis

Los autores de este estudio afirman, además, que una infección por anisakis no sólo puede dar un dolor abdominal severo, sino que se pueden detectar otros síntomas como una reacción alérgica grave, una hemorragia digestiva, una obstrucción intestinal e incluso una peritonitis o infección de la cara interna del abdomen.Si bien es cierto que el pescado crudo es proclive a contener de forma ocasional larvas de parásitos, las normas sobre higiene alimentaria a nivel europeo obligan a congelar este tipo de alimentos antes de su venta para asegurar que dichos parásitos han muerto.
Por otro lado, es recomendable que el pescado y la carne se cocinen de forma adecuada según cada fabricante, aunque en el caso del sushi lo más adecuado es buscar una receta de confianza si se pretende cocinar en casa.Si el pescado crudo no es comprado, sino que se ha pescado de forma salvaje, lo recomendable según la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición es congelarlo a -20ºC o más durante un mínimo de 5 días para asegurar que las larvas de anisakis han muerto.