Salud pública

Tabaco contra la gripe

Una vacuna desarrollada con hojas de la conocida planta podría sustituir a la forma tradicional de desarrollar inmunizaciones, tras el cultivo del virus en huevos de gallina. 

Una plantación de tabaco.

Una plantación de tabaco. Getty Images

  1. Tabaco
  2. Gripe
  3. Salud pública
  4. Vacunas
  5. Investigación médica
  6. Inmunología

El tabaco es lo primero que prohibiría cualquier médico para prevenir la gripe y, en general, cualquier enfermedad. Sin embargo, la planta de donde sale esta nociva sustancia podría convertirse en un aliado contra la misma. La razón: se está utilizando en la fabricación de una vacuna contra la influenza (el patógeno que la provoca) que podría estar en el mercado para el curso 2018-2019. 

Un analista de la consultora GlobalData considera que este sistema de producción, que consiste en implantar material genético del virus de la gripe en hojas de la planta de tabaco, podría sustituir al que aún es mayoritario a la hora de fabricar este tipo de inmunizaciones, que es el cultivo de los virus para en huevos de gallinas para atenuar su patogeneidad; es decir, para que protejan frente a la patología, activando al sistema inmune, en vez de provocarla.

El experto de la compañía británica, Achileas Livieratos, considera que el nuevo sistema de producción implica una serie de ventajas frente al tradicional, especialmente en lo que se refiere al tiempo que se tarda en desarrollar la inmunización. Esta tecnología, afirma, es seis veces más rápida que la basada en huevos, que supone una manufactura de seis meses, un tiempo en el que se pueden producir "mutaciones genéticas menores que limiten la posterior eficacia de la vacuna".

Otras razones por las que el consultor apoya el nuevo procedimiento de fabricación es porque cree que hacen falta alternativas para los individuos que sufren alergia al huevo, que actualmente ven limitadas sus opciones de vacunación. 

Sin embargo, Livieratos reconoce que aún es pronto para lanzar las campañas al vuelo. El pasado 23 de febrero, la compañía japonesa Mitsubishi Tanabe anunció que iba a comenzar ensayos clínicos en fase III -la última de la investigación- con el producto, con la idea de poder lanzarlo al mercado en apenas dos años. 

"Mitsubishi Tanabe tendrá que proveer de datos muy sólidos con respecto a la seguridad del producto. Si éste finalmente se aprueba, esperamos que esta nueva vacuna, que nace tras un proceso de manufactura rápido y basado en plantas, tenga un impacto significativo en el panorama de las inmunizaciones de la gripe", concluye el informe.