Redes sociales

Pulse 'Me gusta' para reducir el estrés que genera tener muchos amigos en Facebook

Un estudio sobre el efecto psicológico de Facebook en adolescentes descubre cómo afecta a las hormonas que regulan el estrés.

El logo de la red social más popular del mundo.

El logo de la red social más popular del mundo. Flickr

Los científicos se preguntan cómo las redes sociales afectan a la psicología y sociología de la gente. Por supuesto, cada persona es un mundo, pero hay cosas que compartimos y que pueden medirse. Por ejemplo, los marcadores fisiológicos para conocer nuestros niveles de estrés.

Sonia Lupien y otros investigadores de la Universidad de Montreal han medido la secreción de hormonas del estrés entre adolescentes para descubrir cómo el uso de Facebook les afectaba. ¿El resultado? Tener demasiados amigos en esta red social aumentaba los niveles de cortisol -una hormona esteroide segregada por las glándulas suprarrenales- lo que equivale a más estrés. Por otro lado, pulsar "me gusta" en las actualizaciones de los amigos contribuía a reducir el nivel de cortisol, y con ello el estrés.

Por supuesto, hay muchos factores que afectan a los niveles hormonales de un adolescente, pero el de Facebook no es desdeñable. "Aunque hay otros factores externos importantes que también son responsables, estimamos que el efecto aislado de Facebook en el cortisol es de alrededor del 8 por ciento", ha dicho hoy Lupien en un comunicado. "Hemos podido demostrar que, por encima de los 300 amigos en Facebook, los adolescentes mostraban mayores niveles de cortisol, por tanto, imaginamos que aquellos que tienen 1.000 o 2.000 amigos pueden estar sujetos a un estrés incluso mayor".

Lo que afecta y lo que no

Los investigadores hicieron estos ensayos con un grupo de 88 adolescentes, 41 chicos y 47 chicas, de entre 12 y 17 años. Querían estudiar sus niveles de cortisol en función de su frecuencia de uso, tamaño de la red de contactos, presentación de sí mismos e interacción con otros. Les midieron los niveles de esta hormona cuatro veces al día durante dos días no consecutivos.

Miraron a muchos otros factores, como la edad, el género, la hora de despertar o el estrés percibido, pero en realidad sólo encontraron una relación clara en estos dos factores: el número de amigos que tenían y la interacción con ellos.

Estimamos que el efecto aislado de Facebook en el cortisol es de alrededor del 8 por ciento

El estudio es uno de los primeros en ciber-psicología, pero sus autores esperan que este tipo de trabajos puedan ser útiles para tratar patologías adolescentes. Por ejemplo, otro estudio apunta a que padecer niveles altos de cortisol a los 13 años aumenta en un 37% las posibilidades de sufrir depresión a partir de los 16 años.