Física

Eckhard Elsen: "Espero que la colaboración con EEUU sobreviva a Trump"

El director científico del CERN explica todos los retos que tiene la institución en esta época post-Higgs.

El físico alemán Eckhard Elsen.

El físico alemán Eckhard Elsen.

  1. Entrevistas
  2. CERN
  3. Física
  4. Acelerador de partículas
  5. Donald Trump

Deckhard Elsen llegó al CERN desde el Sincrotrón Alemán de Electrones (DESY) en un momento extraño. Tras la detección del bosón de Higgs hace cuatro años, el centro suizo desconectó durante meses el LHC, su Gran Colisionador de Hadrones, para volver a reiniciarlo al doble de potencia, 13 teraelectronvoltios (TeV) en lugar de 7.

Desde fuera, hoy el CERN parece sumido en la calma, pero dentro se vive un momento frenético desde el punto de vista científico, según nos confirma en esta entrevista Elsen, que esta semana ha visitado Madrid para dar una charla en la Fundación BBVA.

¿Tuvo un aterrizaje suave en Ginebra?

Comencé a principios de este año con la nueva directora general y es el primer año que tenemos la energía puesta a 13 y eventualmente a 14 TeV. El bosón de Higgs fue descubierto a entre 7 y 8 TeV. Es también la primera vez que la máquina está recogiendo datos en serio.

¿Qué ha ocurrido en el CERN desde la detección del Higgs?

La partícula de Higgs era el ladrillo que le faltaba a la teoría del Modelo Estándar. Ahora creemos que el Modelo Estándar no es suficiente, que hay algo más pero no sabemos dónde se esconde. Para descubrirlo necesitamos más energía, que ahora tenemos, y montones de datos para incrementar la sensibilidad. El gran éxito de este año es que la máquina está funcionando mucho mejor de lo que anticipábamos. Va como un reloj suizo, se comporta como tiene que comportarse.

¿Qué tal va la recolección de datos?

Ahora tenemos menos de un 2% de los datos recolectados, así que queda mucho. Incluso al final de mis cinco años en el puesto seguirá sin ser suficiente.

¿En cuánto calcula que estará la cifra cuando usted, que acaba de llegar, tenga que dejar su puesto?

Con suerte, un 5% de los datos.

Pero, aunque resulte paradójico, no necesitan todos esos datos para descubrir cosas.

Para tomar partido con algunas de las teorías y aferrar algunas de estas interpretaciones para saber cuáles son correctas, necesitas muchos datos. Realmente esperamos que aparezca física nueva antes de 2035 o así, que es cuando alcanzaremos el objetivo de tener todos los datos, pero quién sabe: es el riesgo que tomamos como experimentalistas.

Ahora hay en todo el mundo muchos grupos con la intención de extender el Modelo Estándar.

A finales del año pasado hubo mucha excitación en la comunidad científica por el decaimiento de dos fotones, que acabó siendo una fluctuación estadística, la eterna tentación de la naturaleza por enseñarnos algo y luego hacerlo desaparecer. Esto ocurre.

¿Pero aún existen posibilidades de que aparezca algo inesperado?

Los físicos teóricos han examinado todo tipo de posibles extensiones de la teoría y realmente es muy limitada. La física más allá del Modelo Estándar se limita a unos pocos casos, y sea como sea, debe existir. La materia oscura debe estar ahí, en alguna parte.

El físico alemán, en la sede de la fundación.

El físico alemán, en la sede de la fundación.

Tengo algunas preguntas tontas con respecto a los últimos trabajos que han salido del CERN. Por ejemplo, han estado colisionando protones con iones de plomo para probar cómo era el Universo temprano. ¿Eso cómo va?

Diría más bien a finales del universo temprano. Las observaciones que tenemos ahora son consistentes con el Big Bang. Toda la masa estaba muy comprimida, hasta el punto de que no podías distinguir entre partículas individuales. Cuando el universo se expandió hacia este estado inicial, los quarks y los gluones se formaron. No había protones en esa época, todo era como un líquido, se llama plasma quark-gluón. Y la densidad que existía entonces puede ser generada tomando el núcleo del plomo y estrellando un protón individual contra él. Y esa alta densidad recrea las condiciones que existían en aquella fase temprana del Universo.

Ya veo. Ahora, una pregunta más tonta aún. Usan átomos de plomo, pero en realidad ni el plomo ni la mayor parte de los elementos que ahora vemos en la tabla periódica no existían en aquel momento.

Es una pregunta muy interesante, tanto como pensar que si estamos aquí es porque las estrellas colapsaron y entonces se formaron los elementos de los que estamos hechos. Sin este colapso gravitacional, habría sido imposible. Cuando volvemos al origen del universo, existían los quarks, los gluones los unían, y cuando el universo comenzó a expandirse y enfriarse algunos de estos quarks lograron formar protones y neutrones, que con la interacción fuerte formaron los elementos más simples: uno es el hidrógeno y el otro es el helio. Esto coincide también con el momento en que el universo se volvió transparente.

¿Y luego?

Cuando el universo se expandió no lo hizo uniformemente, había como racimos, una cierta granularidad. Y estas regiones más densas atraían más partículas, así que las partículas se condensaron y formaron polvo de alta densidad, que luego se unió atrayendo más masa. Nacieron las estrellas y se volvieron tan grandes que colapsaron de forma gravitacional, porque la densidad era tan grande que se estaban formando nuevos elementos. Estas supernovas creadas al estallar generaron todos los elementos que conocemos hoy y que forman nuestro cuerpo.

Hablando de explosiones. ¿Qué esperan en el CERN de Trump, están preocupados por el futuro científico de un país con el que tuvieron una estimulante carrera por descubrir el Higgs? ¿Pueden seguir trabajando como antes?

Eso espero. Lo que ha ocurrido en los últimos años es que la física de partículas se ha vuelto totalmente global. El grupo estadounidense es el más grande de los que trabajan en el CERN, si contamos a todas las universidades. E igualmente, estamos en el proceso de participar en el programa de neutrinos del Fermilab. Dado que unos dependemos de otros, espero que esta colaboración científica simplemente sobreviva a las irritaciones que puedan aparecer en la escena política. Y lo mismo con Rusia. Hace dos días estuve en Moscú y mire, los científicos hablamos universalmente el mismo idioma, y poder mantener esto en cualquier circunstancia política que pueda haber es nuestro activo más importante. Todos somos científicos: trabajamos juntos, guiados por nuestra curiosidad, para entender la naturaleza.