Astronomía

Perseidas 2016: si esperas fuegos artificiales, te estás equivocando

Una nube de polvo de 1862 nos regalará una lluvia de estrellas, pero es difícil predecir su número.

Perseidas de 2014 sobre el Teide.

Perseidas de 2014 sobre el Teide. IAC

  1. Perseidas
  2. Astronomía
  3. Fenómenos astronómicos
  4. Tenerife
  5. Islas Canarias
  6. Observatorios astronómicos

Son la sensación del cielo en verano. Las Perseidas cruzan cada año nuestro firmamento desde mediados de julio hasta finales de agosto ofreciendo uno de los espectáculos astronómicos más fácilmente observables por el público. Se conocen popularmente como lágrimas de San Lorenzo, ya que la festividad de este santo coincide con su momento de máxima visibilidad, que este año se producirá en las noches del 11 al 12 y del 12 al 13 de agosto.

La aparición de esta magnífica lluvia de estrellas es sencilla de explicar: durante el verano nuestro planeta atraviesa el reguero de polvo y material que el  cometa 109P/Swift-Tuttle deja tras de sí en su viaje alrededor del Sol. Cuando esas partículas de polvo, la mayoría similares a un grano de arena, atraviesan la atmósfera a una velocidad superior a los 200.000 kilómetros por hora, se desintegran alcanzando hasta los 5.000 ºC y emiten ese destello al que conocemos como "estrella fugaz".

Este año, muchos medios de comunicación se han hecho eco de una nota del Instituto Astrofísico de Andalucía en la que se vaticinaba una de las Perseidas más intensas de los últimos años, llegando incluso a predecir hasta 500 meteoros por hora en su punto álgido. Sin embargo, no todos los especialistas están de acuerdo con estas predicciones, lo que nos lleva a cuestionarnos: ¿cómo sabemos cuántas estrellas fugaces van a caer en un día y hora determinados? ¿Estamos realmente ante las Perseidas más intensas del siglo?

Para Miquel Serra-Ricart, administrador del Observatorio del Teide en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), la predicción de 500 meteoros/hora en la nota de sus colegas en Andalucía es "demasiado optimista, por no decir exagerada".

Este año la nube es más densa

El astrofísico del IAC explica a EL ESPAÑOL que "en una lluvia de estrellas estándar o tradicional, la Tierra atraviesa la órbita de un cometa que ha dejado un reguero de partículas a su paso dispersas de una manera uniforme". En este caso, y con la experiencia del paso de los años, se puede calcular con bastante precisión la densidad de meteoros, que "en la actividad tradicional de las Perseidas se sitúa alrededor de 100 meteoros por hora".

Sin embargo, advierte Serra-Ricart, en los últimos años se ha comprobado que esto no es tan simple... Los cometas en su periodo activo cerca del Sol no liberan partículas de polvo y gas de una manera equitativa sino que "van soltando nubes de meteroides, más o menos concentrados, que por la influencia gravitatoria de grandes planetas como Júpiter o Saturno pueden desviarse, apartarse o retrasarse de la trayectoria orbital del cometa".

Este año nuestro planeta atraviesa una de esas nubes más densas que la actividad estándar del cometa 109P/Swift-Tuttle y, por tanto, las expectativas apuntan a que serán unas Perseidas más intensas que de costumbre.

Perseida registrada por el proyecto AMOS-CI el 7 de agosto de 2015.

Perseida registrada por el proyecto AMOS-CI el 7 de agosto de 2015.

Los astrofísicos han conseguido detectar dos grandes nubes de meteoros dejadas por el cometa 109P/Swift-Tuttle en sus sucesivos pasos por el perihelio, concretamente en los años 1479 y 1832. Ahora, nuestro planeta atraviesa esas densas concentraciones de partículas, que además han sido influenciadas gravitacionalmente por Júpiter, lo que las ha acercado a la órbita de la Tierra. Por eso, predicen los astronomos, nos ofrecerá a buen seguro una mayor intensidad de Perseidas.

Pero…  ¿Tanto como cinco veces la actividad normal del cometa?

Conocer con seguridad la densidad de esas nubes de partículas implica complejos modelos matemáticos que aún no han conseguido la exactitud deseada. En todo el mundo, diversos grupos de astrónomos trabajan en el cálculo de la intensidad de estas lluvias de estrellas. Los modelos matemáticos atienden a múltiples parámetros como la velocidad y la dirección de eyección de las partículas, la densidad o la influencia gravitacional de planetas.

Este año se han publicado hasta diez modelos predictivos, y sólo uno de ellos apunta a 500 meteoros por hora

"Este año se han publicado hasta diez modelos predictivos, y sólo uno de ellos apunta a 500 meteoros por hora. El resto de las nueve predicciones indican un aumento entorno al 30% de la actividad tradicional" señala Serra-Ricart, que considera muy arriesgado decantarse por el modelo más extremo.

Perseidas 2016.

Perseidas 2016.

En la misma línea se expresa Javier Armentia, astrofísico y director del Pamplonetario: "La Internacional Meteor Organization lleva un detallado seguimiento de las tasas de meteoros que se están produciendo desde principios de julio, y es cierto que ya en estas noches previas se han llegado a registrar hasta 50 meteoros por hora, lo cual nos indica que las Perseidas de este año serán muy intensas al llegar el máximo en la noche del 12 de agosto, pero de ahí a alcanzar cinco veces la actividad tradicional es mucho decir..."

Armentia explica a EL ESPAÑOL que en los últimos años se ha avanzado mucho en el conocimiento de las diversas lluvias de estrellas y que actualmente los astrofísicos son capaces de predecir con una gran exactitud el momento del máximo. "Este año la mayor densidad de meteoros se dará entre la 01:00 y las 03:30 horas de la noche del 11 al 12 de agosto, eso lo podemos decir con certeza".

Este año la mayor densidad de meteoros se dará entre la 01:00 y las 03:30 horas de la noche del 11 al 12 de agosto, eso lo podemos decir con certeza

"Ahora bien", apunta, "nuestros modelos matemáticos aún no son excesivamente precisos con la cantidad de meteoros que podrán ser observados. Por ello se realizan varias predicciones y así podemos hacernos una idea aproximada. De los diversos modelos que se han hecho públicos, uno de ellos difiere mucho del resto anunciando 500 meteoros por hora, pero yo apuntaría a que lo esperable es una desviación de un 30% o un 40% de la actividad tradicional".

De hecho, la última actualización procedente del MSFC de la NASA da preferencia a los modelos que apuntan a una intensidad de 200 meteoros por hora, lo cual está muy bien pero está muy alejado de los 500 de la nota del IAA.

Perseidas 2010 desde la Catedral (Canarias).

Perseidas 2010 desde la Catedral (Canarias).

Ya sean 500, 300 o 200 las estrellas fugaces que podamos observar cada hora durante las noches más intensas, lo cierto es que las Perseidas son un espectáculo digno de contemplar. Para sacarle todo el jugo visual, Daniel López, uno de los astrofotógrafos más reconocidos del mundo, ofrece una serie de consejos para no perder ni un detalle.

Cómo fotografiarlas: una guía rápida

López se encuentra en estos momentos en la isla de La Palma preparado para capturar los momentos más intensos de estas Perseidas 2016. Lo primero que aconseja, evidentemente, es buscar un buen sitio apartado de la contaminación lumínica de las ciudades.

Una vez escogido el lugar, las especificaciones técnicas son fundamentalmente tres: una cámara réflex, un trípode y un temporizador. "Hoy en día, cualquier cámara réflex del mercado, incluso las más económicas, son capaces de hacer estupendas fotografías astronómicas", afirma, y añade: "El trípode es básico para que no se muevan las capturas y cualquiera puede conseguir un temporizador por menos de 50 euros. No es necesario un equipo caro para hacer la foto de la noche" recalca el astrofotógrafo del IAC.

Otros consejo de López para fotógrafos aficionados: conviene elegir un objetivo con el mayor angular que tengamos, para poder abarcar la mayor área de cielo posible. 35mm, 24mm, 16mm... Cuanto más angular tengas, más campo de visión tendrás vigilado. La combinación focal más útil para estas noches podría ser una F1.8, 35mm y una ISO de entre 800 y 1600. Todo es cuestión de hacer unas cuantas pruebas antes de empezar la caza.

Lo ideal, según este experto, es programar el temporizador para que realice fotos de 30 segundos de exposición y 2 segundos de descanso/procesamiento. Esto significa que la cámara estará realizando fotografías de 30 segundos de exposición, descansará dos segundos para procesar la captura y volverá a hacer otra fotografía de 30 segundos. Así, toda la noche o hasta que se agote la batería, lo cual suele suceder a las tres o cuatro horas.

Si seguimos estos simples consejos, la cámara realizará cientos de fotos automáticamente durante los momentos de más intensidad mientras nosotros, sentados cómodamente en una hamaca de playa, podremos disfrutar del cielo nocturno con los amigos y un buen chocolate caliente.

Para los que no puedan apuntarse a este plan, el Instituto Astrofísico de Canarias también les ofrece la posibilidad de contemplar las Perseidas mediante el streaming en directo que realizarán a través de la plataforma en Sky-Live.tv.