Medio Ambiente

Chile niega la nacionalidad póstuma al filántropo que restauró la Patagonia

Douglas Tompkins, fundador de The North Face y Esprit, compró y restauró terrenos que luego donó al Estado.

Douglas Tompkins.

Douglas Tompkins. CC

  1. Chile
  2. Medio Ambiente
  3. Parques naturales

La sociedad chilena debate estos días sobre la pertinencia de otorgar o no la nacionalidad póstuma al empresario estadounidense Douglas Tompkins, fundador de la marca de ropa deportiva The North Face. A petición de los senadores socialistas Alfonso de Urresti y Juan Pablo Letelier, la Cámara Alta había aprobado con unanimidad concedérsela, pero la Cámara de Diputados rechazó hace unos días la petición.

Sin embargo, la contienda está lejos de concluir.

¿Quién es Tompkins?

Empecemos por el final. Douglas Tompkins murió el 8 de diciembre de 2015 de una hipotermia en plena Patagonia chilena. Tenía 72 años y sufrió un accidente haciendo kayak en una embarcación para dos. Su acompañante, Rick Ridgeway, sí que vivió para contarlo: estaban haciendo una ruta de cuatro días a lo largo del lago General Carrera, el segundo más grande de América del Sur y que se reparte entre Chile y Argentina. El tercer día se levantó una ráfaga de viento que les obligó a cambiar súbitamente de rumbo sin que el timón sirviese de nada. 

"Supimos inmediatamente que estábamos en una situación grave", recuerda Ridgeway, "mientras el viento y la corriente nos empujaban hacia el centro del lago, no teníamos forma de saber si nuestros compañeros conocían nuestra situación".

Ridgeway, tras el rescate.

Ridgeway, tras el rescate.

Disponían de una media hora para salir de aquel agua que estaba a unos 4ºC; si tardaban más, morirían. Trataron de vaciar el kayak pero estaba demasiado lleno. "Tuvimos que decidir entre intentar nadar o quedarnos junto al bote", recordó el acompañante, de 66 años.

Optaron por lo primero. Poco a poco, empezaron a nadar más despacio a causa de la corriente en contra, el cansancio y la hipotermia. De poco les servía el chaleco salvavidas. Entonces, sus compañeros aparecieron en otro kayak doble. Ridgeway se agarró al nudo de popa, todavía dentro del agua, y luchó por sobrevivir. "Me concentré en mis manos agarrándome al nudo hasta que me di cuenta que estaba en una roca, entonces perdí la consciencia y mi siguiente recuerdo es que estaba tumbado frente a un fuego", recuerda. "Doug no tuvo tanta suerte". 

El área no le era extraña en absoluto, de hecho, casi le pertenecía. En 1993, Tompkins y su mujer Kris habían adquirido 756.000 hectáreas más al norte, con el objetivo de renaturalizar aquella área de la Patagonia, ocho veces mayor que el parque de Doñana.

Así nació el Parque Pumalín, el germen de lo que décadas más tarde se convertiría en el Parque Nacional de la Patagonia.

El proyecto para el Parque Nacional de la Patagonia.

El proyecto para el Parque Nacional de la Patagonia.

Una historia de amor en Chile 

La marca de equipamiento deportivo, para montañismo y camping The North Face nació en 1964, cuando Tompkins pidió un crédito de 5.000 dólares para montar la empresa. Comenzaron desarrollando tiendas de campaña y mochilas de calidad, que mandaban por correo, pero dos años más tarde ya tenían su primera tienda física. En la inauguración actuaron The Grateful Dead. 

Sin embargo, The North Face fue sólo un primer paso. Tras vender la empresa por apenas 50.000 dólares, los Tompkins crearon Esprit, centrada exclusivamente en ropa femenina. Pronto la marca se expandió a 60 países y para cuando el fundador vendió su parte en 1989, ésta ya estaba valorada en 125 millones de dólares. Ahí empezó su idilio con Chile y con la naturaleza.

El matrimonio, que había hecho rutas de montañismo alrededor del mundo, viajó entonces a Chile, país que conocían bien desde que Douglas hizo un viaje de aventura desde California hasta la Patagonia. En 1992 fundó la Fundación para la Conservación de la Tierra (Land Conservation Trust) y comenzó a reconstruir el ecosistema de las praderas.

Chilenos cazando guanacos, 1841.

Chilenos cazando guanacos, 1841.

Aquella era una zona de pastores y de gauchos, que pensaban que toda aquella hierba era un regalo para alimentar a vacas y ovejas. Tompkins le dio a aquello un giro radical. Echó al ganado de aquellas tierras y observó cómo la naturaleza le devolvía el favor. La hierba volvió a las praderas, y con ella los guanacos, y los pumas a las montañas y los lagos se llenaros de ocas, cisnes, fulicas y flamencos chilenos.

Con los años, el Land Conservation Trust, recientemente reconocido con el Premio de la Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad, ha llegado a tener seis proyectos en marcha en Chile y cuatro más en Argentina.

¿Por qué le niegan la nacionalidad?

La semana pasada, la Cámara de Diputados rechazó otorgarle a Douglas Tompkins la nacionalidad de gracia con un resultado de 37 votos a favor, 14 en contra y 52 abstenciones.

Todo ello ocurre, además, en un momento en el que el Gobierno chileno negocia con la fundación, dirigida ya por su viuda, la cesión de más de 400.000 hectáreas a cambio de nada y con la única promesa de la conservación. 

¿Por qué entonces se le niega este reconocimiento? Según reveló su biógrafo, Andrés Azocar, "Tompkins fue un adversario contundente de buena parte del sector político, concretamente de la Unión Demócrata Independiente, la derecha más dura y la democracia cristiana, los senadores que estuvieron más cercanos a él fueron los senadores socialistas".

Para negar al filántropo norteamericano la nacionalidad, se argumentó que, gracias a su labor de regeneración de la naturaleza, muchos colonos fueron expulsados de sus tierras, que existían dudas sobre cómo se adquirieron los terrenos. David Sandoval, de la UDI, expuso que "los pobladores fueron presionados por Tompkins para abandonar sus tierras".

"Él no quería la presencia humana, no quería el desarrollo de actividades de esta naturaleza", dijo Sandoval, "en el valle Chacabuco había 18.000 ovinos y 9.000 cabezas de ganado bovino antes de que se traspasara a Douglas Tompkins, era una actividad fundamental, hoy en día es un área donde sólo deambulan los pumas y los guanacos".

Ahí, en el fondo, está la clave del debate. Unos quieren conmemorar al filántropo estadounidense por llevar la Patagonia chilena de nuevo a como era hace 10.000 años, al Pleistoceno, otros, castigarle por ello.