Medio ambiente

El aire que respiramos es cada vez más venenoso, sobre todo en las ciudades más pobres

La OMS afirma que los niveles de contaminación ambiental han empeorado una media del 8% en las ciudades en todo el mundo.

Las grandes ciudades del mundo tienen un problema con su aire.

Las grandes ciudades del mundo tienen un problema con su aire. Reuters

  1. Contaminación
  2. Medio Ambiente
  3. ONU
  4. OMS Organización Mundial de la Salud
  5. Salud pública

El aire de las ciudades es cada vez más irrespirable, con claras consecuencias en cuanto a enfermedades y mortalidad en las poblaciones afectadas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado una completa base de datos que refleja la contaminación ambiental de 3.000 núcleos urbanos de 103 países, con resultados alarmantes.

Según estos datos, ocho de cada diez personas en dichas ciudades analizadas están expuestas a niveles de contaminación que exceden los límites recomendados por la OMS y que son considerados la norma internacional.

La situación es más grave en los países de ingresos medios y bajos. De hecho, en ese último grupo el 98% de ciudades con más de 100.000 habitantes no cumple con las normas internacionales en materia de calidad del aire, mientras que en los países ricos ese porcentaje se reduce al 56%.

Material particulado en algunas de las principales ciudades del mundo.

Material particulado en algunas de las principales ciudades del mundo.

"En la mayoría de los países pobres la calidad del aire está empeorando y esto se ha convertido en una tendencia, mientras que se observa lo contrario en los países con mayores ingresos", afirma el coordinador del Departamento de Salud Pública y sus Determinantes Sociales y Ambientales de la OMS, Carlos Dora.

Así, por ejemplo, en la India se encuentran cuatro de las cinco ciudades en el mundo con la peor contaminación del aire: Gwalior, Allahabad, Patna y Raipur. Sin embargo, la ciudad con el aire más polución se encuentra en Irán: Zabol. El motivo es que sufre tormentas de polvo constantes durante los meses de verano y que registró medida de 217 PM 2,5, o partículas inferiores a 2,5 microgramos por metro cúbico.

Si se hace una extrapolación de los datos se puede sostener que más de la mitad de la población urbana vive en ciudades con un nivel de contaminación 2,5 veces mayor al recomendado y que sólo el 16% respira un aire que cumple con las normas.

Medio ambiente y salud

Se ha comprobado científicamente que el impacto de esta situación en la salud humana es directo, ya que el riesgo de derrame cerebral, cardiopatía, cáncer de pulmón y enfermedades respiratorias agudas, la neumonía; o crónicas, como el asma, aumentan cuanto peor es la calidad del aire, informa EFE.

La OMS atribuye más de 7 millones de muertes al año a la contaminación del aire, causada por la elevada concentración de partículas, que cuanto más pequeñas y finas son se introducen con más facilidades en los pulmones y en la corriente sanguínea causando daños en el sistema vascular.

Según Dora, si se redujese la contaminación del aire a una cuarta parte, conforme a los límites establecidos por la OMS, se conseguiría reducir en un 15% la mortalidad.

Concentración media de PM10 alrededor del mundo.

Concentración media de PM10 alrededor del mundo.

En este escenario, "la buena noticia es que hay un interés creciente en relación con este problema y el riesgo que representa para la salud pública", afirma la directora del Departamento de Salud Pública y sus Determinantes Sociales y Ambientales de la OMS, María Neira. "Las ciudades están poniendo en marcha sistemas de recolección de datos, lo que permite que la gente esté informada y aumenta a la vez la demanda social para que se tomen medidas correctivas", añade esta experta.

Las emisiones de vehículos motorizados, la incineración de los desechos y los sistemas de climatización que funcionan con combustibles fósiles son los mayores factores de contaminación del aire a escala global.vEn el caso concreto de Europa, la agricultura, por el uso de fertilizantes y otros productos químicos en zonas próximas a las zonas urbanas representa una fuente importante de contaminación ambiental.

En España

Las ciudades españolas, como ocurre de forma general en la mayoría de países de la Unión Europea, cumplen con los estándares internacionales de calidad del aire y si superan los límites es por muy poco.

"En general, España está muy igualada al resto de los países de la Unión Europea, donde se han hecho grandes mejoras. Europa y Norteamérica son las regiones del mundo donde más se ha avanzado en cuanto a la calidad del aire", comenta Neira.

"Lo que se puede decir con satisfacción es que cada vez más ciudades en España reportan regularmente (sobre la calidad del aire) y eso es una buena señal porque se recogen datos que sirven para aplicar medidas y porque eso quiere decir que hay una mayor demanda social", afirma ela experta.