Meteorología

¿Por qué éste ha sido el noviembre más caliente?

Un prolongado anticiclón, una pizca de contaminación, un poquito de cambio climático, otro de El Niño y tenemos el veranillo de San Martín más caluroso en algunos lugares de España desde los años 60.

Chulapos y chulapas durante el pasado Día de la Almudena.

Chulapos y chulapas durante el pasado Día de la Almudena. Reuters Madrid

  1. Meteorología
  2. Clima
  3. Medio Ambiente
  4. El Niño
  5. Temperaturas
  6. Cambio climático
  7. Sequías

En primer lugar, no hay que mezclar el clima con la meteorología. Del mismo modo que el cambio climático no provoca huracanes sino que propicia situaciones en la que éstos ocurren con más frecuencia, tampoco genera el veranillo de San Martín, pero sí ha podido contribuir a que algunas zonas de España hayan registrado este mes las temperaturas máximas y mínimas más elevadas desde que hay registros.

"Las anomalías han sido mayores en la mitad norte peninsular, con temperaturas que han estado entre 7º y 10ºC por encima de los valores medios de la época del año", dice Ana Casals, portavoz de la Agencia Española de Meteorología.

Por ejemplo, Santander tuvo el día 8 unas temperaturas máximas de 30ºC, lo que supone 12,5 grados por encima del promedio. Lo mismo pasó ese día en Hondarribia, con 29,8ºC o, tres días más tarde, en Calamocha (Teruel) o Cuenca, que superaron los 25ºC cuando su temperatura media para estas fechas suele ser de entre 13 y 14 grados. 

Y no sólo en el norte. La cumbre de Navacerrada registró hace una semana una temperatura máxima de 20,4ºC y una mínima de 11,7ºC, lo que supone una anomalía de 13,7 y 10,7ºC con respecto a la media para estos días. Otros ejemplos:

Estación de mediciónTemperatura máxima registradaÚltima temperatura máxima
Ourense26,3ºC (07/11/2015)25ºC (01/11/1960)
Santander (Aeropuerto)30,0ºC (08/11/2015)28ºC (01/11/1980)
Cuenca 24,9ºC (10/11/2015)24,6ºC (02/11/2015)
San Sebastián25,6ºC (08/11/2015)25,2ºC (01/11/1980)

¿Un veranillo de San Martín inusualmente cálido o la constatación de lo que nos espera en el futuro? Estas subidas del termómetro en el norte de España se deben a que "zonas como Galicia o el norte reciben vientos de componente sur, razonablemente cálidos", dice Fidel González Rouco, investigador del Instituto de Geociencias de la Universidad Complutense y el CSIC, que añade que "ha habido temperaturas más altas de lo normal en toda la zona del sureste europeo, en Francia y en España".

En la misma línea se sitúa Casals: "Aún no hemos tenido ninguna entrada del noroeste ni de norte, todas han sido del oeste o del suroeste, que son masas más bien cálidas".

Estación de mediciónTemperatura mínima registradaÚltima temperatura mínima
A Coruña18,6ºC (06/11/2015)18,4ºC (11/1985)
Puerto Navacerrada11,7ºC (10/11/2015)10,6ºC (11/1964)

Desde un punto de vista climático, no es extraño que ocurran estas situaciones de tránsito entre otoño e invierno donde se produce una alteración en la dinámica y se revierte a una situación de la estación anterior. Sin embargo, el hecho de que se hayan producido temperaturas récord merece una mirada más cercana.

Otros tres factores

"Es indudable que las temperaturas están aumentando a lo largo de las últimas décadas, tanto a escala global como en la península ibérica", dice González Rouco. A escala global, ese aumento está asociado a las actividades humanas. "Más de la mitad del calentamiento producido desde los años 50 se debe a esto", añade.

Por tanto, la siguiente pregunta es si esto está relacionado con el cambio climático. ¿Lo veremos cada vez más frecuentemente? "No se puede atribuir un evento concreto al cambio climático, pero sí se puede atribuir tras un estudio si el evento es consistente con este fenómeno", dice el investigador. "Estamos inmersos en una tendencia de aumento de temperaturas, por lo que se espera una mayor frecuencia de olas de calor y de extremos de temperaturas altas".

Temperaturas máximas del día 7 de noviembre de 2015.

Temperaturas máximas del día 7 de noviembre de 2015.

Todas las predicciones coinciden en que 2015 será uno de los años con las temperaturas medias más altas desde que comenzaron a registrarse a principio de siglo. Esto se debe al cambio climático pero, en particular, al fenómeno de El Niño. "Es un contribuyente primario al promedio global de temperaturas y al aumento de estas en las últimas décadas", dice González Rouco, pero advierte de que "el promedio es un objeto estadístico, no necesariamente todas las regiones se están calentando". En este caso concreto "contribuye, pero no lo vincularía".

En cambio, existe otra situación, que en Madrid conocen bien y que también ha puesto su granito de arena en este récord novembrino de temperaturas: la contaminación. "Este tipo de situaciones no son independientes de los niveles intensos de contaminación y la presencia de nieblas", explica el experto. "En este tipo de condiciones de alta estabilidad hay muchas nieblas otoñales a primera hora de la mañana y mucha contaminación atrapada en las primeras capas de inversión", donde está la boina de polución que sobrevuela ciudades como la capital.