Días Perros

Si eres un urbanita con perro, esto te interesa. En este blog compartiremos pistas de ocio para disfrutar más y mejor en compañía de tu can; información útil sobre normativa, educación canina, acciones solidarias…  

Un perro mostrando su lado agresivo. /

Un perro mostrando su lado agresivo. / Sr. Perro

Hacer el árbol y otros consejos anti mordiscos

Desde hace años, en EEUU la tercera semana de mayo está dedicada a los mordiscos caninos, bueno, más bien a evitarlos. Sí, esta semana se está celebrando un nuevo National Dog Bite Prevention Week).

Y es una iniciativa necesaria: según los datos de la Asociación de Veterinarios de este país 4,5 millones de personas son mordidas por un can cada año. Muchos, incluso una mayoría, son niños pequeños y con frecuencia todo sucede en su propia casa o en casa de algún familiar; en un entorno conocido.

Por eso es importante educar a todos los niveles y, obviamente, no sólo en EEUU.

Allí la campaña de concienciación incluye vídeos que muestran de forma divertida cómo interactuar con un perro de manera segura y también información que resulta de utilidad para cualquiera que tenga canes cerca, como su “top ten” de situaciones de riesgo. Una lista con los 10 momentos en los que NO hay que acariciar a un perro:

1.- Cuando no está con su dueño.

2.- Si está con su dueño pero no te ha dado permiso para acariciarlo.

3.- Cuando está tras una verja, en un jardín, etc.

4.- Cuando está durmiendo o comiendo.

5.- Si está enfermo o le duele algo.

6.- Cuando una perra está con sus cachorros.

7.- Cuando está mordisqueando o jugando algún juguete o hueso.

8.- Si es un perro de asistencia o un perro guía. Están trabajando.

9.- Si está gruñendo o ladrando.

10.- Cuando se esconde buscando algún lugar tranquilo.

Seguro que también se podrían evitar unos cuantos sustos si tuviéramos a mano esta maravilla de ilustración de Lili Chin sobre cómo no saludar a un can.

Cómo NO saludar a un perro. /

Cómo NO saludar a un perro. /

O el simpático libro que ha publicado recientemente Sumara Marletta, 'La Niña que sabía de Perros': con ilustraciones y consejos claros y muy sencillos, su objetivo es llegar a los más chicos de la casa. Esta educadora canina también imparte recomendables talleres y seminarios prácticos en colegios, etc.

Puede que suene a chino o a posición de yoga pero los expertos en comportamiento perruno coinciden en que una de las recomendaciones clave es enseñar a los niños a hacer el árbol o incluso la roca.

Es una imagen potente e intuitiva pero, aún así, conviene practicarlo unas cuantas veces para que los niños vean que funciona, que es una forma de lograr que un perro se calme, se aburra y les deje en paz (mirad este vídeo y lo comprobaréis):

- Si se te acerca un perro y te da miedo, ¡no salgas corriendo, quédate quieto!

- Si estás jugando con un perro y de pronto te gruñe o te asusta por alguna razón, ¡quédate quieto!

- Aprende a hacer el árbol: pega los brazos al cuerpo y quédate plantado como los árboles, mirando hacia abajo, como si estuvieras viendo crecer tus raíces...

- Y si el can te ha tirado o estabas en el suelo, entonces conviértete en roca, hazte una bola, escondiendo la cara entre los codos y tapándote el cuello con las manos.