Cachivaches

Este es el sitio donde los inventos tienen cabida. Y en el que te decimos dónde y cómo puedes comprarlos. Gadgets para hacer la vida mejor, más fácil o, al menos, más original.

Speedo Shine, un nuevo wearable waterproof.

Speedo Shine, un nuevo wearable waterproof.

Un, dos, tres y al agua: Speedo Shine

A la de tres, lanzarse al agua. El “mamá, cuenta cuánto tardo”, el “hacemos una carrera”, el “a ver quién llega antes” de siempre, de pequeño. Pero crecer es irse fuera, dejar de depender de mamá, dejar de hacer carreras con los demás para hacerlas contigo mismo. Querer superarse a sí mismo y conseguirlo. Establecer metas y llegar a ellas, a braza, a crol o a espalda. Salir de la piscina con la satisfacción de haber hecho los deberes, con el “mamá, mira lo que hago” de veinte años después.

Speedo Shine es mamá cuando mamá ya no está en casa. Es, también, decirle a mamá, al llegar a casa, que has vuelto a batir un récord y que esta vez es un kilómetro más que ayer. Speedo Shine se lanza al agua en la muñeca. Un, dos, tres toques. A la de tres, Shine está lista para el tiempo, la distancia y los logros. El wearable waterproof se coló a final del verano pasado en el mercado. Pero 2016 es su año para disfrutarlo de principio a fin, colocarse las gafas, el gorro, lanzarse a la piscina y comenzar a nadar.

Shine tiene una batería que dura seis meses. Específicamente diseñada para nadar pero también para bucear, con resistencia hasta 50 metros. Lanzarse al agua sin miedo a salpicones, sin mamá, sin otra preocupación que “a ver si hoy no me entra agua en las gafas”. La pulsera registra la distancia recorrida pero también el número de largos y el tiempo que se tarda. Basta registrar los metros de la piscina a la que vas a lanzarte y ella hará todo lo demás. Salvo nadar por ti.

La pulsera nace de la unión entre Speedo y Misfit, hecha con el aluminio utilizado en aeronáutica. Pesa 9,4 gramos, mide sólo 8,8 mm y sólo 3,3 mm su borde, por lo que llevarla no se convierte en algo incómodo. puede comprarse por 80 euros en tiendas Apple, en Amazon o en la página oficial de la marca, Misfit.

Speedo Shine es capaz de medir largos, distancia y calorías.

Speedo Shine es capaz de medir largos, distancia y calorías.

El wearable cuenta con doce leds en la pantalla, en el aluminio. Gracias a ellos se puede saber la hora, cuánto queda para llegar a la meta, cuánto tiempo llevamos dentro del agua (modo cronómetro). Es capaz de medir largos, distancia y calorías con precisión. Sin posibilidad de despiste, de “repite otra vez que me he perdido” y el “jo, mamá”. Sin embargo, Shine no cuenta con un sensor que permita medir las pulsaciones.

Se conecta al teléfono a través del Bluetooth y utiliza la aplicación Misfit para iOS y Android como registro. El teléfono puede estar fuera, a salvo de salpicones, aunque no se sincroniza sola sino que habrá que abrir la app para transmitir los datos. A través de ella, el control: gráficos y estadísticas divididos por días, tiempos, ejercicios e hitos. Medir la actividad pero también el sueño: duración y calidad, sin necesidad de activarlo, con un detector automático.

Se conecta al teléfono a través del Bluetooth.

Se conecta al teléfono a través del Bluetooth.

Nadar, ganarse a sí mismo, salir victorioso de pequeñas batallas que conforman el entrenamiento. La satisfacción, el “¡bien, lo has conseguido!” silencioso, a pesar de los años. Llegar al borde, tocar, volver a impulsarse. A crol, a espalda o a braza. El “a la de tres, al agua” de mamá es ahora el “a la de tres, al agua” de Speedo Shine. Un, dos, tres toques. Y a seguir nadando.