Machismo

Por César Massó, @cesar_masso (Economista)

Hoy leo en El Español el titular que dice que WhatssApp va a incluir a mujeres vestidas de distintas profesiones entre sus emoticonos, y cómo eso supone un paso más en la igualdad entre hombres y mujeres. Sin duda no es una mala noticia, pero lo cierto es que estamos lejos, lejísimos de lograr una igualdad entre hombres y mujeres.

Por desgracia las desigualdades están siempre presentes. Siempre. Incluso cuando no las vemos. Hoy quiero llamar su atención sobre dos ejemplos que nos pasan totalmente inadvertidos, pero que ilustran como ya desde pequeños enseñamos a nuestros hijos la diferencia entre los roles de hombres y mujeres de manera similar a la de hace dos generaciones y cómo asumimos esos roles en la edad adulta.

Primero: Dibujos animados. Si hoy encienden la televisión y sintonizan Clan (televisión infantil perteneciente al ente público) se encontrarán series cómo: Patrulla Canina (un niño, que es el jefe de la patrulla, cinco perritos y una perrita); Bob Esponja (curiosamente una esponja masculina, que trabaja para un cangrejo masculino, cuyo mejor amigo es una estrella de mar masculina y su vecino un calamar masculino); Sam el bombero (y sus compañeros del parque de bomberos, todos hombres); George de la Jungla (con taparrabos); Sherlock Yak (un yak que resuelve misterios en un zoo, eso sí, tiene como asistente a un armiño hembra. Como asistente repito); Los pingüinos de Madagascar (curiosamente todos chicos).

Quiero mencionar aquí a Cleo (una serie sobre una perrita y su dueña: dos protagonistas femeninas) y a Ben y Holy (un hada y un duende con igual protagonismo en un mundo de hadas y “hados”; duendes y “duendas”).

Segundo: Prensa. Abro la página del Español y únicamente he contado los nombres propios/personajes que aparecen en la página:

General (Hombres 9 Mujeres 1): Rivera, Felipe VI, Bouhlel, Erdogán, Torbe, Daniel (familiar de víctima de la Guerra Civil), El Prenda, Doménech, Rajoy, Carmena.

Mundo (Hombres 2 Mujeres 0): Gaving Long (asesino de Baton Rouge), Chávez.

Economía (Hombres 2 Mujeres 0): Elon Musk, Samuel de Román.

Prodigios (Hombres 2 Mujeres 0): Arsuaga, Enrique Gaspar.

Deportes (Hombres 8 Mujeres 1): Márquez, Equipo (masculino) Copa Davis, Pantano, Froome, Ludbrook, Stenson, Atletico Nacional (equipo masculino de fútbol), Independiente del Valle (equipo masculino de fútbol).Pla (selección fenenina)

Toros (Hombres 1 Mujeres 0): Víctor Barrio. 

Cultura (Hombres 2 Mujeres 0): Javi Ambrossi, Javi Calvo. 

Corazón (Hombres 3 Mujeres 9): Irene Villa, Ana Rosa, Paula Echevarría, Pilar Rubio, Palachi, Alba Carrillo, Eva Longoria, Kate Hudson, Elsa Pataky, Alejandro Amenábar, David Blanco, Feliciano López.

Una mención especial para Pla, como dice El Español “una de las integrantes de la selección femenina del deporte ovalado”. Que quede bien claro que es la selección femenina. ¿Se acuerdan de la última vez que han oído las palabras “selección masculina”? Yo tampoco. La selección es la selección masculina.

¿Es por tanto EL Español un periódico machista? No, ni mucho menos. O por lo menos no conscientemente. Es una de las empresas con más mujeres en su cúpula directiva, y no porque haya que cubrir una cuota, sino porque son buenas en su trabajo.

¿Entonces porque todas las secciones son secciones “de hombres” (26 hombres 2 mujeres) a excepción de la del corazón (3 hombres 9 mujeres)? Es la educación que hemos recibido. Estoy seguro de que los redactores y editores ni se han dado cuenta de ello. También estoy seguro que ustedes, queridos lectores, tampoco se habían dado cuenta. Quizás merezca un minuto de reflexión por nuestra parte y un poco de atención la próxima vez que encendamos el televisor o consultemos un periódico.