El Rey León y el desgobierno

El Rey León en DisneylandParís/Loren Javier/Flickr

El Rey León en DisneylandParís/Loren Javier/Flickr

Por Miguel Angel Villalba Saez

Después de que se haya celebrado la edición de los premios Goya y de recordar que al sr. Iglesias le dio por regalarle a nuestro nuevo Rey la serie Juego de Tronos (producción extranjera por cierto), me ha vuelto a venir a la mente mi película de animación preferida. Una película que siempre me ha gustado por ensalzar valores como la amistad, la responsabilidad, la valentía, la familia... en contraposición a la mezquindad de seres acomplejados, abyectos.

Pero vuelve a mi memoria no tanto por lo antedicho, que también, sino por las continuas comparaciones que mi mente establece entre la trama de la película y la situación política actual. Y quiero explicar mi razonamiento a través de una curiosa adjudicación de personajes de la película a actores de la vida real. O no tan real, porque son políticos. Para los que no hayan visto la película y piensen hacerlo, les aviso que voy a hacer eso que ahora se llama spoiler aunque, dicho sea de paso, yo siempre había oído esa palabreja para designar a los alerones que antiguamente se utilizaban para tunear coches.

En el papel de Mufasa -el Rey León-, Mariano Rajoy, presidente ahora en funciones, amo del reino durante 4 años gracias a una aplastante mayoría absoluta. Actualmente acosado y derribado por sus enemigos aprovechando la avalancha de casos de corrupción (la estampida de ñus en la película).

En el papel de Skar (hermano de Mufasa), tenemos a Pedro Sánchez, (hermano de bipartidismo de Rajoy), ávido de poder, más solo que la una, y capaz de pactar con quien sea, aún poniendo en peligro la estabilidad del reino, para alimentar su ego.

Para Podemos, IU, nacionalistas, etc... hay papeles más que suficientes porque salen un montón de hienas en la película, aunque no puedo evitar que mi imaginación empareje a las tres hienas principales con Iglesias, Errejón y Bescansa. Hasta coinciden los sexos, perdón, los géneros. Las hienas, por cierto, desprecian a Skar pero éste consigue la alianza prometiendo "que nunca les faltará comida". ¿Les suena?

Para el papel de Simba (hijo de Mufasa) había pensado, en un principio, en Albert Rivera por la ubicación centro-derecha de Ciudadanos y posible relevo de Rajoy y el PP. Pero mi casting mental y el propio desarrollo de la película me llevan a adjudicar el papel del leoncito a un regenerado PP que el propio Rajoy presenta al mundo y salva de la estampida en un momento clave de la película y que supone su propio sacrificio. Dejamos pues para Albert Rivera el papel de Rafiki, el brujo poseedor de las fórmulas mágicas, el asesor, el hombre de Estado... la conciencia.

Nos encontramos actualmente en ese momento de la película en el que Simba (nuevo PP) se haya perdido y desorientado por el desierto, a punto de fallecer pero salvado por una parte del pueblo que todavía le da su apoyo (mayoría de votos) porque cree en su regeneración y en sus valores (pueblo representado por Timón y Pumba). Y por otra parte tenemos a Skar y las hienas a punto de asaltar el Congreso, por cierto más alcanzable que el cielo. Véase el desfile militar: muy gráfico.

A partir de aquí pueden pasar dos cosas. Que España siga el guión de la película con un pacto Skar-hienas, con el consiguiente caos y esquilmado de los recursos para acabar siendo rescatada, de nuevo, por la valentía y el sacrificio del pueblo de la mano de partidos sensatos (y no corruptos), o que pasemos directamente al final de la película en el que un PP regenerado (Simba), respaldado por el aval de la mayoría de votos que todavía conserva (Timón y Pumba), y con el apoyo y control de Ciudadanos (Rafiki) pueda volver a dar la estabilidad que el país necesita.

Pero esta última opción, que a mi entender es la más aconsejable, pasa inevitablemente porque Rajoy desaparezca de escena y Sánchez elija bien a sus socios o cuando menos se abstenga. Sin descartar una legislatura corta de Ciudadanos.Por cierto, ¿recuerdan como acaba Skar-Sánchez en la película? Fagocitado por las hienas.