Don Mariano de ronda y otras cosas

Por Antonio de la Torre

No es que Mariano Rajoy recupere su espíritu universitario y vaya de ronda recordando su origen compostelano, ciudad, junto a Salamanca y Granada, en la que la Tuna era parte consustancial de su rutina. Mejor sería decir que la ronda llega a don Mariano pero me resultaba menos sugerente y “la información no debe estropear un buen titular”, reza una máxima periodística.

Después de la criticada falta de diálogo con otros partidos, excepto con el presidente de la Generalidad, causante principal de estas rondas –“diálogo sin fecha de caducidad”-, don Mariano abrió las puertas de la Moncloa, primero, al desdibujado –a este paso, pronto, desaparecido- Pdr Snchz, que perdió las vocales y está cerca de perderse del mapa político si –patinazos legislativos aparte- en el 20D se confirman las encuestas y hacen “buenos” los pésimos resultados de Rubalcaba en 2011. Parece que llegaron a un acuerdo de mínimos en defensa de la Unidad de España, dudoso por la dispar postura del PSOE. Lo mismo apoya eso que lo contrario y apoya a Compromis, que no defiende esa Unidad, en Valencia, intercambiando puestos o con la formación morada fiel al comunismo bolivariano del “pajarito” Chaves y otros “pájaros” de cuenta, en Castilla La Mancha, Cádiz, Barcelona o Madrid y desbancar al PP.

Después llegó Albert Rivera, líder de Ciudadanos, encantado de haberse conocido y de que en algunas encuestas “desinteresadas y objetivas”, ciertos líderes de comunicación digital o papel y tertulianos profesionales, vayan dejando mensajes en pro de este joven ¿prometedor? que ignora que “la experiencia es un grado” -no sólo la política- y desprecia olímpicamente a los mayores -“esto sólo lo pueden arreglar los nacidos después de 1978"-. Rivera sí está de acuerdo en la Unidad de España, -desde un sistema federal, dice-, sin mucho énfasis pese a oponerse al derecho a decidir catalanista que ya cala en Vascongadas y, a no tardar, en Canarias, Valencia o Galicia, si no revalida la mayoría absoluta Núñez Feijóo, que se deja querer como posible sustituto del inquilino de la Moncloa.

Siguió el desaliñado “Coleta Morada”, que ni para la ansiada cita cuidó su aspecto. Su atuendo y poses dejaron claro el “nivel” que atesora que, errores ortográficos aparte, (“insurrepto” decía en un tuit glosado por Fray Josepho en Libertad Digital), hace difícil entender cómo llegó a profesor –claro que conociendo la situación de la universidad pública española, bajo mínimos en calidad docente y, yo añadiría, decente, no extraña-.

No consiguió Rajoy sumarlo al pacto por la Unidad de España y se mantuvo en su idea de apoyar el “derecho a decidir” de los catalanes aunque votaría NO a la independencia.Parecía acabar ahí la ronda de conversaciones pero la presión de los medios la amplió y pasaron los líderes de otros partidos presentes en el Parlamento -UPyD, IU y UDC-. Herzog, Garzón y Durán y Lérida, famoso por la suite del Palace -“le sale más barato a los ciudadanos que alquilar un piso”, justificó en su día- tampoco se unieron al pacto por la Unidad. Destacable, por cierto, el espíritu de sacrificio de Durán, que antepone los intereses de sus representados a los suyos una legislatura más y, si suena la flauta, seguirá “sufriendo” en uno de los hoteles más lujosos de Madrid. Intuyo maltrecho al Presidente tras la continuada “serenata”. Ojalá no termine desafinando.

Comento ahora la noticia que irrumpió a la hora del aperitivo y que, seguro, arruinó la comida a muchos de nuestros próceres. Justo antes del periodo de fichajes de invierno Coleta Morada anunció la incorporación del exJEMAD del glorioso tándem ZP-Chacón, el general Julio Rodríguez, conocido -parece- como “Julio el rojo” y “tener el honor de nombrarlo Ministro de Defensa cuando formemos gobierno” -en ese momento, una periodista que sujetaba un micro se esforzó para reprimir la carcajada-.

¿Qué dice el Jefe Supremo de las FFAA? ¿Y su mentora, la embarazada/osa ministra de cuota que lo designó para esa responsabilidad y llevarle el bolso? ¿Golpe de efecto o de mano, contra el PSOE –Pdr Snchz sólo “fichó” a la comandante? ¿Lo apartará de la línea de mando el Ministro de Defensa como hizo su antecesor -el “valiente y transparente” Bono, que prefería “morir que matar”- con el Tte. Gral. Mena por unas simples declaraciones dentro del ámbito de su libertad de expresión.

Anunció “Coleta Morada” a Rodríguez como número dos por Zaragoza. Ánimo, maños en general y militares con o sin graduación de la provincia, sede de la gloriosa Academia Militar, en particular, ya saben lo que tienen que hacer para que ni siquiera el número uno obtenga representación parlamentaria por esa querida circunscripción. España os lo agradecerá y los españoles defensores de su Unidad nos sumamos a ese agradecimiento.