Desafío soberanista

El Gobierno y la Generalitat pactan cinco asuntos conflictivos para evitar el Constitucional

Los acuerdos llegan una semana después de la primera reunión entre Mariano Rajoy y Carles Puigdemont en La Moncloa. 

Puigdemont ojeando el regalo de Rajoy durante su reunión en Moncloa

Puigdemont ojeando el regalo de Rajoy durante su reunión en Moncloa

  1. Mariano Rajoy Brey
  2. Carles Puigdemont
  3. Independencia
  4. Cataluña
  5. Tribunal Constitucional

Deshielo en las relaciones entre el Gobierno y la Generalitat catalana. Madrid y Barcelona han pactado cinco temas sobre los que tenían disputas competenciales, entre ellos el nuevo Institut Català de Finances (ICF), con lo que han evitado acudir al Tribunal Constitucional, según ha anunciado hoy el senador del PPC Xavier García Albiol.

Los acuerdos han llegado una semana después de la reunión entre el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, y el presidente catalán, Carles Puigdemont, que le pidió que se bajara la conflictividad y la judicialización de la política.

Ambos acordaron que esta semana se reunirían los vicepresidentes de sus respectivos gobiernos, Soraya Sáenz de Santamaría y Oriol Junqueras, que se verán mañana en Madrid.

Pero antes de ese encuentro, la comisión bilateral entre el Gobierno y la Generalitat alcanzó el lunes cinco acuerdos en ámbitos del ICF, el sistema de protección a la infancia y la simplificación de la actividad administrativa del Govern catalán.

El TC levanta la suspensión del Código de Consumo

También este miércoles, el Pleno del TC ha acordado levantar parcialmente la suspensión cautelar respecto de varios de los preceptos de la ley de modificación del Código de Consumo de Cataluña, que habían sido recurridos por el presidente del Gobierno. 

A través de un comunicado, el Constitucional también ha informado de que levanta la suspensión cautelar sobre el artículo que establece que en los casos de ejecución de la vivienda habitual, antes de la interposición de reclamaciones por vía administrativa o judicial, las partes deberán acudir a la mediación o al arbitraje.

"Voluntad de acuerdo"

Según Albiol, este hecho pone de manifiesto que "existe la clara voluntad del Gobierno por llegar a acuerdos con la Generalitat en todos los aspectos que se ajustan al marco legal, a la Constitución y al Estatut".

Es también, a su juicio, una buena base para la reunión de mañana y para que Junqueras acuda con actitud "positiva y constructiva", intentando avanzar por el camino del desbloqueo de las relaciones institucionales y que la Generalitat sea consciente de que "no puede estar legislando al margen de la distribución de competencias que le son propias".

García Albiol ha considerado que se tendría que incidir en estos momentos en la vía de diálogo y que la Generalitat "deje de legislar en contra de España", intentando "romper España", y se sume a las medidas para consolidar la recuperación económica.

Hay "cosas que son básicas", ha remachado, como que "no se puede estar gobernando en contra de la mitad de la población", de aquella parte que no es separatista, porque "sólo gobiernan para aquellos que piensan como ellos" y quieren "convertir en invisibles" a los no independentistas.

Reunión Soraya-Junqueras

Tampoco se puede estar legislando "en favor de construir una república catalana", ha advertido, convencido de que esa situación está generando "inquietud política e inseguridad jurídica con repercusión en el ámbito empresarial".

De la reunión de mañana entre los dos vicepresidentes, ha indicado que Sáenz de Santamaría "no tiene pinta de ser un dragón", en alusión a las palabras de Puigdemont del pasado sábado, con motivo del día de Sant Jordi.

Ahora bien, ha precisado que si Junqueras acude con planteamientos "inasumibles" e insistiendo en que pretenden "romper Cataluña del resto de España", entonces se encontrará con la oposición de Sáenz de Santamaría, que "tiene las ideas muy claras".

Ha recordado asimismo que la Generalitat ha puesto más recursos en el TC (51, según sus cifras) que el Gobierno (36), los últimos tres aprobados en el pasado Consejo de Ministros.