ATENTADOS EN PARÍS

Nuevas redadas en Bruselas para buscar pistas sobre uno de los terroristas suicidas de París

La Fiscalía federal ha precisado que sólo una de las operaciones tiene relación directa con los atentados. Las que apuntan a Hafdi tienen que ver con una investigación abierta con anterioridad.

Agentes de la Policía belga

Agentes de la Policía belga Reuters

Las fuerzas de seguridad belgas han efectuado en las últimas horas siete registros en viviendas de la región de Bruselas, de los cuales algunos aún están en curso, en el marco de los operativos antiterroristas desplegados tras los atentados de París, según informó este jueves la Fiscalía federal. Solo uno de los registros llevados a cabo en Laeken, un barrio residencial en el noroeste de Bruselas, está relacionado directamente con la investigación de los atentados el viernes en París.

De acuerdo con la Agencia Belga, una persona será interrogada en este contexto y tras verificar su identidad se determinará si puede ser considerada "sospechosa o testigo", indicó el portavoz de la Fiscalía, Eric Van Der Sypt.

Seguían la pista al radicalizado Bilal Hadfi

Los otros registros, en Bruselas centro, Jette, Uccle y Molenbeek se realizan en viviendas de amigos y familiares de uno de los kamikazes suicidas, Bilal Hadfi, informa Europa Press.

La operación en el entorno de Hadfi, un francés de 20 años que vivía en Bélgica, uno de los suicidas del Estadio de Francia, no tienen un vínculo directo con los atentados, especificó la Fiscalía, dado que se enmarcan en una investigación judicial iniciada a principios de 2015, después de que el joven partiese a Siria.

Combatió en Siria para el Estado Islámico y era conocido por el Órgano de Coordinación para el Análisis de las Amenazas (OCAM), dado que figuraba en una lista de 800 nombres fichados por sus vínculos con ese país, recordó la cadena de televisión RTBF.

De acuerdo con las autoridades belgas, estos registros estaban previstos desde hace cierto tiempo y por ello no tienen que ver con la investigación de los atentados de París y la búsqueda de Salah Abdeslam, pero la Fiscalía ha "aprovechado ahora la ocasión para, de alguna manera, cerrar puertas" en ese caso.

La Policía busca a Salah Abdeslam, nacido en Bruselas, desde el pasado sábado por la mañana, horas después de la cadena de atentados. Abdeslam alquiló el Volkswagen Polo con el que los asaltantes de la sala de conciertos Bataclan llegaron hasta allí para cometer la masacre en la que murieron 89 personas. Las autoridades galas han informado a las policías europeas de que podría viajar en un Citroën Xsara