Accidentes aéreos

Holanda dice que el MH17 fue derribado por un misil ruso disparado desde Ucrania

Los investigadores no aclaran quién disparó ni exactamente desde dónde y culpan a Kiev de no haber cerrado el espacio aéreo pese al conflicto.

El presidente de la junta de seguridad holandesa, Tjibbe Joustra, presenta el informe final sobre la tragedia.

El presidente de la junta de seguridad holandesa, Tjibbe Joustra, presenta el informe final sobre la tragedia. Reuters

El siniestro del avión MH17 el 17 de julio de 2014 fue provocado por el impacto de un misil Buk de fabricación rusa disparado desde el este de Ucrania. Esta es la principal conclusión del informe final de la Comisión de Seguridad de Holanda, el organismo encargado de investigar todo tipo de accidentes, publicado este martes. El informe no aclara quién disparó el misil ni tampoco si el lugar de la detonación estaba controlado por el gobierno de Ucrania o los separatistas pro rusos. Eso sí, las autoridades holandesas culpan a Kiev de no haber cerrado el espacio aéreo pese a conflicto en la zona.

La fiscalía holandesa está llevando a cabo otra investigación paralela de carácter penal para identificar a los responsables del derribo, cuyos resultados se esperan para el año 2016. Rusia ha vetado la creación de un tribunal especial de la ONU para juzgar a los culpables. Moscú acusa a las autoridades ucranianas del siniestro, mientras que los países occidentales culpan a los separatistas pro rusos.

Los 298 pasajeros del vuelo de Malaysian Airlines, que hacía la ruta entre Amsterdam y Kuala Lumpur, murieron al estrellarse el avión. La mayoría (193) eran holandeses, aunque en el aparato había viajeros de 10 nacionalidades. La investigación de Holanda ha durado 15 meses. Los expertos han viajado al lugar del siniestro y han reconstruido parte del avión siniestrado con los restos recogidos. El avión reconstruido se ha mostrado a la prensa durante el acto de presentación del informe en una base militar holandesa. Los investigadores han mostrado también un vídeo de una simulación de cómo ocurrió el derribo.

Una pareja visita los restos del avión de Malaysia Airlines en Hrabove (Grabovo)

Una pareja visita los restos del avión de Malaysia Airlines en Hrabove (Grabovo) Reuters

El misil ruso impactó en la parte izquierda de la cabina del avión y provocó la muerte inmediata de los tres tripulantes que había dentro en ese momento. En la cabina y en los tripulantes se han encontrado restos del misil y de metralla que confirman esta teoría. Inmediatamente después el avión se partió en pleno vuelo antes de estrellarse.

Los investigadores holandeses han analizado y descartado otras posibles causas de la caída del MH17, como una explosión dentro del aparato o un misil lanzado desde otro avión. “Ningún escenario que no sea un misil tierra-aire Buk puede explicar esta combinación de hechos”, dice el informe. No obstante, Rusia ha presentado alegaciones en las que sostiene que “no es posible determinar el misil que se usó con total seguridad”.

Según los resultados de la investigación, el misil se disparó desde una zona de 320 kilómetros cuadrados en el este de Ucrania. Los expertos holandeses aseguran que no han podido identificar el lugar exacto del disparo y que para ello se necesitan nuevas pesquisas forenses que están fuera de su ámbito de actuación.

En el momento del siniestro, el espacio aéreo del este de Ucrania estaba en pleno uso pese a tratarse de una zona de conflicto. Entre el 14 y el 17 de julio, un total de 61 compañías de 32 países diferentes pasaron por la zona. El día de la caída del MH17, un total de 160 aviones pasaron por la zona. Los investigadores holandeses denuncian que “Ucrania tenía motivos suficientes para cerrar todo el espacio aéreo en el resto del país como medida de precaución” y no lo hizo.

Antes de la presentación del informe final de Holanda, la empresa púbica rusa Almaz-Antey, que fabrica los misiles Buk, ha intentado desacreditar sus conclusiones. La compañía ha alegado que el modelo de misil utilizado es viejo, que Rusia ya no lo usa y que sólo está en manos de las autoridades de Kiev. Además, ha sostenido que según sus experimentos se disparó desde una zona controlada por el Gobierno ucraniano.